+ Responder Tema
Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 16 al 20 de 20

Tema: ¿Y yo, cómo hago una cata?

  1. #16
    Fecha de Ingreso
    16 Apr, 06
    Ubicación
    panadero make me bread
    Mensajes
    23,262
    Gracias
    9,914
    26,070 gracias recibidas en 7,131 Posts
    Mencionado
    1322 Mensaje(s)
    Etiquetado
    98 Tema(s)
    Citado
    974 Mensaje(s)

    Re: ¿Y yo, cómo hago una cata?

    Curso de Cata Cannábica Vol. 5

    Expresión

    Tras nuestra primera experiencia organoléptica completa, nos adentramos en un mundo de complejos matices aromáticos y variadas sensaciones. Uno de los objetivos de la cata es dejar constancia de la experiencia sensorial de forma y manera que tanto nosotros mismos como otras personas sean capaces de “reconstruir” interiormente los estímulos que aquella cata produjo a diferentes niveles en nuestros sentidos, de forma que cuando volvemos a catar la misma variedad, poco a poco se van fijando en nuestra memoria. Para dejar esa constancia, se hace necesaria una herramienta imprescindible: El lenguaje.

    El lenguaje es una de las bases de la comunicación interpersonal. Aún cuando las nuevas tecnologías nos invaden, internet, la televisión digital con cientos de canales de todas las temáticas, los ordenadores cada vez mas avanzados y nuevos sistemas de intercambio de información, como los e-books o la transmisión directa de impulsos cerebrales, de reciente descubrimiento e invención, nos encontramos con que el lenguaje, ya sea hablado como medio de transmisión directa de información o escrito (por cualquier medio) cuando se desea que la información perdure en el tiempo y sea accesible por mas gente, continúa siendo imprescindible como medio de transmisión de ideas y sensaciones, por encima de gestos o imágenes.

    El Lenguaje

    A pesar del popular dicho que reza: “Mas vale una imagen que mil palabras”, creemos que el lenguaje escrito es mas eficiente en su conjunto para la descripción de ideas y sensaciones. Imaginemos por un momento intentar describir un aroma “dulce y afrutado” mediante fotografías. Si ese tipo de aroma concreto se encontrara estandarizado, podríamos asociarlo a una imagen o a un grupo de ellas, pero no siendo ese el caso y dándose el hecho de que la percepción de un aroma determinado puede variar de persona en persona e incluso un mismo catador puede tener ligeras variaciones de percepción en una cata ciega de la misma muestra repetida varias veces.

    Por lo tanto, para describir “dulce y afrutado” con imágenes tendríamos quizá que mostrar el arquetipo de lo dulce, el azúcar (aunque la miel también lo es), junto a ¿una cesta de frutas?. Realmente ambiguo y poco concreto, ya que la descripción escrita puede llegar a altos niveles de detalle del tipo: “Dulce a la entrada del humo con toques ácidos al fondo del paladar. Afrutada en la exhalación mostrando matices de vainilla y menta, en la punta de la lengua y su parte posterior, respectivamente”. Como podemos apreciar, en dos líneas se describe un aroma en combustión lo suficiente como para que el que lee la descripción tenga una idea bastante clara de lo que debe esperar al probar esa variedad.

    Cuando se trata de un tema o cuestión especializada sobre un área de interés concreta y limitada, se crea un subconjunto del lenguaje en el que se utilizan palabras y términos que no son usados habitualmente en el lenguaje coloquial. Estos grupos de palabras o “argot”, de uso casi exclusivo para la transmisión de información acerca de cuestiones muy concretas se dan por la necesidad de una alta concreción en cuanto a la relación significante – significado, por lo que suelen ser muy definitorias en lo que quieren decir o a lo que se refieren, evitando ambigüedades o posibles dobles sentidos.

    Así pues, en la cata de cannabis narcótico también utilizaremos un cierto “argot” especializado para la expresión de las sensaciones organolépticas que permita una clara interpretación de la información que se pretende transmitir, sin pérdida o corrupción de ella a lo largo de su transmisión de persona en persona. Para ello, precisamos de unas normas para su expresión.

    La Expresión

    Ya hemos visto los sentidos principales, vista, tacto, oído, gusto y olfato. También existen otras sensaciones, quizá “secundarias”, pero que se encuentran de alguna forma relacionadas con los sentidos principales, produciendo reacciones físicas como pueden ser la sequedad de boca o por el contrario la salivación, o la tos al inhalar o exhalar (gusto), o bien picor en la nariz (olfato).
    El objeto de la expresión en la cata es la descripción de estas sensaciones, tanto primarias como secundarias, al margen de la valoración que podamos dar a cada una de ellas de forma independiente, es decir, aparte de valorar el sabor en una escala numérica, debemos hacer que mediante el lenguaje escrito se pueda interpretar
    aquello que sentimos de la forma mas inequívoca posible, sin entrar en lirismos o expresiones pseudos poéticas que no hacen otra cosa que subjetivizar el sentido de lo escrito. Por lo tanto, debemos tecnificar el lenguaje utilizado, unificando criterios en los casos en los que un significante pueda tener mas de un significado.

    En base a todo lo anterior, vamos a describir algunos términos relacionados con cada una de las fases de la cata y sus sensaciones correspondientes a modo de pequeño glosario o diccionario técnico para la cata de cannabis narcótico:

    Vista:
    Color: Cada una de las siete radiaciones en que se descompone la luz blanca del Sol al atravesar un prisma óptico, es decir, rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta.
    Tono: Grado de coloración dentro de un color determinado, por ejemplo, verde claro o añil intenso. No pueden expresarse tonos de un color para otro, por ejemplo, sería incorrecto definir “amarillo anaranjado” o “rojo amarillento”.

    Matiz: Unión de diversos colores mezclados con proporción. Este es el término a utilizar para expresar un color secundario o no dominante presente en la muestra, por ejemplo, “violeta claro con matiz naranja”.

    Brillo: Luz que reflejan los tricomas o glándulas con resina. Existen distintos tipos de brillo, pero atendiendo al índice de refracción, se pueden tipificar como metálico, submetálico, vítreo y diamantino También podemos asociar otras sensaciones a la definición a partir de la analogía con alguna otra sustancia perfectamente conocida, como por ejemplo, brillo “céreo”, “craso”, “sedoso” o “resinoso”.
    Aspecto: Apariencia de las personas y los objetos a la vista. Siempre va acompañado de un adjetivo que lo define, como por ejemplo, “limpio” o “viejo”, evitando los calificativos generalistas, como “bueno” o “malo”.
    Forma: Configuración externa de algo. Debemos huir de la figura interna que puede captar la mente interpretando la imagen que se está observando y que no se identifica con la forma exterior de la muestra Según Aristóteles, “toda entidad se compone de materia y forma; la forma es aquello que determina y precisa la materia de la que está formada un objeto determinado, y siempre debe entenderse en relación con la materia”. De esta manera, al producirse un cambio, es posible que éste afecte a la materia (cambio material) o sólo a la forma (cambio formal), que es menos radical, por lo tanto, deberemos definir la forma de la muestra de forma independiente a la materia que la conforma. Por ejemplo, la muestra tendrá “forma esférica” independientemente de si está bien curada o se presenta recién cortada.
    Tacto:
    Textura: Percepción de formas mediante el tacto. Podemos utilizar términos directos como “textura rugosa y pegajosa” o “textura seca y quebradiza”. También podemos, como en la definición del brillo, utilizar símiles con otras sustancias, siempre que estas sean identificables por la mayoría, como “textura rocosa” o “textura carnosa”.
    Densidad: De denso; compacto, apretado, espeso o que contiene mucha masa con respecto a su volumen. Utilizaremos el término en el aspecto cuantitativo para expresar la impresión que nos proporcione la muestra a lo largo de la cata

    Adherencia: De adherir; Pegar algo a otra cosa. Facilidad que tiene la muestra para quedarse pegada a nuestros dedos tras una ligera presión, indicador de la cantidad de glándulas de resina presentes en ella, y que al romperse la liberan volviéndola pegajosa.

    Peso: Fuerza con que la Tierra atrae a un cuerpo. En íntima relación con la densidad, servirá para expresar la sensación de pesadez o ligereza que nos proporciona la muestra al sostenerla sobre la palma abierta de la mano, también de manera cuantitativa.
    Oído:

    Sonoridad: Cualidad de la sensación auditiva que permite apreciar la mayor o menor intensidad de los sonidos. Con ella expresaremos el volumen sonoro que se produce al presionar la muestra entre los dedos cerca de nuestro oído.

    Tono: En este caso, utilizamos el término para definir la frecuencia que identifica nuestro sistema auditivo al romperse la muestra, de mas agudo a mas grave. El rango máximo de audición en los seres humanos incluye frecuencias de sonido desde 16 hasta 28.000 ciclos por segundo. El menor cambio de tono que puede ser captado por el oído varía en función del tono y del volumen.

    Timbre: Calidad de los sonidos que diferencia a los del mismo tono y depende de la forma y naturaleza de los elementos que entran en vibración. Con este término intentaremos transmitir la sensación que nos proporciona la muestra en cuanto a su parecido con las sensaciones correspondientes a otros sentidos, como “crujiente”, “sedoso” o “seco”.

    En el próximo capítulo continuaremos con la práctica de la cata a nivel semiprofesional, tras un ejemplo práctico de cata básica, mientras seguimos con el glosario técnico añadiendo terminología a nuestro argot especializado.
    Luis Hidalgo
    TERRAZA 4!!!!!!!!!!!


    ---> me voy a hacer un peiiii Coco!! ....

  2. Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a ásor_ por este Post:

    aguilar1985 (08/05/2016), amc98 (01/10/2014), Celer (02/10/2014), debiansid (05/02/2013), escubidoo (16/06/2012), Jim*Morrison (08/05/2012), nacnac11 (19/03/2012), verdurica (22/07/2013)

  3. #17
    Fecha de Ingreso
    16 Apr, 06
    Ubicación
    panadero make me bread
    Mensajes
    23,262
    Gracias
    9,914
    26,070 gracias recibidas en 7,131 Posts
    Mencionado
    1322 Mensaje(s)
    Etiquetado
    98 Tema(s)
    Citado
    974 Mensaje(s)

    Re: ¿Y yo, cómo hago una cata?

    Curso de Cata Cannábica Vol. 6


    Hemos podido apreciar como el lenguaje es de suma importancia en la expresión de la cata, como medio de transmisión de información en lo que respecta a las sensaciones percibidas. Sin dejar esta relevante cuestión, seremos algo mas específicos adentrándonos en la descripción de sabores y aromas de manera que dicha expresión sea lo mas concreta o "técnica" posible. Para ello, además de aprender a identificar un determinado sabor o aroma, deberemos saber describirlo al objeto de que otras personas puedan prever lo que sentiran al catar una determinada variedad.
    Los responsables de los olores y los sabores en el cannabis, tanto en fresco como en seco o en combustión son varios, y se denominan ácidos, alcoholes, aminas biógenas, carbonílos, carotenos, ésteres, y terpenos. La presencia y/o combinación de ellos producen los aromas y sabores finales, aunque existen algunas sustancias volátiles que por si mismas producen un sabor o aroma único y claramente identificable: Vamos a continuación a ver algunas de estas sustancias:

    http://www.amigosdemaria.com/version...ica-vol-6.html

    No todas estas sustancias no se encuentran en todas las variedades, pudiendo estar presentes o no, y en caso afirmativo, en diferentes concentraciones. Por ejemplo, las variedades afghanas y pakistaníes poseen altas concentraciones de terpenos en el interior de sus tricomas, mientras que las líneas ecuatoriales que crecen cercanas al paralelo cero (0) casi carecen de ellos.
    El cannabicultor debería tener extremo cuidado tanto en la cosecha y posterior manicurado como en el secado, curado y conservación, pues todo el proceso tiene influencia sobre todo en la liberación de los agentes volátiles presentes en la planta. Por ejemplo, en el proceso desde la cosecha hasta el secado existen acciones aparentemente leves pero que inciden intensamente en los aromas. Una mala manipulación puede hacer que actúen entonces hidrolasas, oxigenasas, oxireductasas y lipogenasas que transforman color y aromas. A partir de estas acciones también se desarrollan subproductos de celulosa y clorofila que alterarán los sabores y aromas esperados.
    En el proceso de secado y curado pueden quedar fijados restos de nitrogenasa y potasa además de otros pigmentos que acompañan a la clorofila, produciendo alcoholes en combinación con el oxígeno. Tal es el caso de la lipoxigenasa, el cis-3-hexanal y trans-2-hexanal que a través de son responsables del sabor herbáceo. Se atenúan si el secado se realiza en frío y se acentúa si se tritura o se prensado antes de que los precursores como los polioles, glicosilados y glicósidos hidrolizables que son inodoros se hayan destruido. La acción de la presión también influye en la extracción de terpenos al romper los tricomas, así como el tiempo de curado.
    Luis Hidalgo

    __________________
    TERRAZA 4!!!!!!!!!!!


    ---> me voy a hacer un peiiii Coco!! ....

  4. Los siguientes 8 Usuarios dan las gracias a ásor_ por este Post:

    aguilar1985 (08/05/2016), amc98 (01/10/2014), Celer (02/10/2014), debiansid (05/02/2013), escubidoo (16/06/2012), Jim*Morrison (08/05/2012), nacnac11 (19/03/2012), verdurica (22/07/2013)

  5. #18
    Fecha de Ingreso
    16 Apr, 06
    Ubicación
    panadero make me bread
    Mensajes
    23,262
    Gracias
    9,914
    26,070 gracias recibidas en 7,131 Posts
    Mencionado
    1322 Mensaje(s)
    Etiquetado
    98 Tema(s)
    Citado
    974 Mensaje(s)

    Re: ¿Y yo, cómo hago una cata?

    Curso de Cata Cannábica. Glosario Técnico

    Ya vimos en anteriores capítulos que la expresión de la cata puede ser numérica y/o escrita, y ésta a su vez tiende a basarse en similitudes, valoraciones y localizaciones. Estas tres tendencias deberían desarrollarse con armonía, intentando que la imaginación y la memoria no interfieran, por ejemplo, en la identificación de una determinada nacionalidad, malversando así el concepto de localización.

    En el cannabis, como en otros productos, para la degustación, análisis sensorial y cata se utiliza una terminología derivada de la experiencia de "analogía analítica normal" (rojo-rubí), "analogía analítica accidental" (aroma de geranio), "síntesis localista" (Mazar, Durban, Santa Marta de Oro, etc..., como compendio de analogías tradicionales) y "síntesis comercial" (YERBA comercial, delicatessen, etc). De todo lo anterior se puede deducir que la cata puede ser practicada y desarrollada en amplitud sin conocimientos en cannalogía pero para su expresión se utiliza un vocabulario de conceptos derivados de un proceso cannalógico habitual, por ejemplo, "sabor a matojo", "secado rápido", "aroma a verde", etc...). Aunque nuestro propósito es desarrollar una terminología castellana para las diferentes variedades estabilizadas que van apareciendo por el territorio nacional, no podemos prescindir por completo de conceptos de denominación extranjera cuando su significado es tan fuerte y vigoroso que presenta un valor general que debemos admitir. Por ejemplo, el término "Skunk" compacto y conciso y nos expresa de un modo más preciso el aroma a "mofeta", que por ejemplo, "ácido sulfónico" o "mercaptanos". A continuación de cada término, aparece la las letras "C", "T", "A" y/o "S" al objeto de identificar si está referido al Color, Tacto, Aroma y/o Sabor. Por ejemplo, "redondo" es un calificativo amplio mientras que "rubí" afecta sólo a color.

    A continuación, comenzaremos con el glosario:


    http://www.amigosdemaria.com/version...-glosario.html




    Los 5 principios básicos para evaluar la Marihuana


    A) Efecto de subida y bajada, lo cual produce “colocones mentales” o “colocones corporales”. Según sus propias palabras, “llamaremos hierbas up aquellas que inducen a situaciones estimulantes, y down aquellas cuyas cualidades son más sedantes; para entendernos, las sativas tienden a estimular las emociones, inspirando la sociabilidad, el bla-bla y el ja-ja, mientras que las índicas producen efectos más tranquilizantes y sedantes, por sus altos contenidos en cannabinoles.”

    B) Duración del efecto, que puede ser corto: entre 15 y 30 minutos o largo: de 7 a 6 horas

    C) Tolerancia, o sea, la capacidad o incapacidad de la misma marihuana para producir la misma sensación inicial. “Así una hierba de tolerancia alta en menos de una semana nos tiene hartos y las de baja tolerancia nos colocan siempre igual, pero con una intensidad alta (son las más buscadas y apreciadas).”

    D) Techo, cima o cumbre, esto es el número de fumadas o “caladas” que puedes dar de un mismo material, “la mayoría de las variedades índicas alcanzan el techo a partir de la décima calada… no se debe insistir si no se quiere obtener un efecto indeseado (tos, carraspera, etc.) Sin embargo, no ocurre lo mismo con las sativas, pues el techo es tan alto que parece que no existe para ellas; esto significa que cuanto más consumes más globo coges, lo que suele suceder con las sativas mexicanas como las de Oaxaca o como las Durban Poisson de Suráfrica, o con las del norte de Tailandia, verdaderas hierbas sin techo.”

    E) Efectos mentales colaterales, que se suscitan una vez pasados los efectos, “cuando forzamos el cultivo la tendencia general en el resultado es que… pueden producir una cierta ansiedad inesperada, pero no siempre.”

    El Reverendo X advierte que en términos generales “la técnica de cultivo, la cosecha en el momento justo y un curado correcto” influyen sobre todos estos aspectos, aunque la mayoría son principios heredados genéticamente.

    Con estos parámetros más los de gusto o sabor, el Reverendo X suele analizar diferentes variedades de marihuanas cuyos resultados publica la revista Cáñamo. Algunas le parecen buenas y otras malas.
    Analizando la variedad Blue Grass por ejemplo, dice que tiene un “gusto carnoso, muy persistente, con toques rancios y untuosos a la vez” ; y un “colocón muy aceptable, amplio y largo. Sorprendente”, por lo que concluye que “si la cata fuese de café, sería el Jamaica de las Blue Mountains”. Por el contrario, la Jack Flash no le gustó, dice que tiene un “colocón seco y punzante, poco persistente; y tolerancia muy alta”.
    Fuente: Revista Cáñamo
    TERRAZA 4!!!!!!!!!!!


    ---> me voy a hacer un peiiii Coco!! ....

  6. Los siguientes 13 Usuarios dan las gracias a ásor_ por este Post:

    amc98 (01/10/2014), Celer (02/10/2014), debiansid (05/02/2013), escubidoo (16/06/2012), Genarly II (19/03/2012), HuMoDeNsO (20/03/2012), Jim*Morrison (08/05/2012), KadesH (02/10/2012), Motx_Itxa (01/10/2014), nacnac11 (19/03/2012), S h p (17/03/2013), Sr. Bogavant (19/03/2012), verdurica (22/07/2013)

  7. #19
    Fecha de Ingreso
    25 Apr, 06
    Ubicación
    Evergreen Terrace 742
    Mensajes
    1,721
    Gracias
    3,751
    6,656 gracias recibidas en 750 Posts
    Mencionado
    59 Mensaje(s)
    Etiquetado
    2 Tema(s)
    Citado
    74 Mensaje(s)

    Re: ¿Y yo, cómo hago una cata?

    @ásor_ , necesitaba esta info ahora y he visto los enlaces caídos... Muchas gracias por ese copy-paste, crack...me ha ido de muerte!!!

    Un abrazo!!!

  8. El siguiente Usuario da las gracias a amc98 por este Post:

    Celer (02/10/2014)

  9. #20
    Fecha de Ingreso
    18 Dec, 10
    Mensajes
    16
    Gracias
    9
    6 gracias recibidas en 3 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: ¿Y yo, cómo hago una cata?

    excelente info saludos desde chile

    Dopaminico

+ Responder Tema
Página 2 de 2 PrimerPrimer 12

Usuarios Etiquetados

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes