+ Responder Tema
Resultados 1 al 1 de 1

Tema: PROCEDIMIENTO DE HABEAS CORPUS

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    27 Nov, 01
    Mensajes
    3,977
    Gracias
    4
    217 gracias recibidas en 61 Posts
    Mencionado
    2 Mensaje(s)
    Etiquetado
    1 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    PROCEDIMIENTO DE HABEAS CORPUS

    PROCEDIMIENTO DE HABEAS CORPUS (cuerfas)

    Me da la sensación de que no se sabe muy bien lo que es el procedimiento de habeas corpus. Es interesante, pero para explicarlo me reconduciré al libro del insigne jurista Carlos Climent llamado ?Detenciones Ilegales Policiales? (también de Tirant lo Blanch).

    El procedimiento de habeas corpus es un procedimiento que se le concede al detenido para que cuestione su detención cuando la considere ilegal.

    La detención material de una persona puede ser legal o ilegal según que se ajuste a las correspondientes exigencias legales. Para saber cuándo se ha realizado una detención ilegal se ha de tomar siempre como punto de partida o como referente básico el concepto de detención legal, de manera que toda aquella detención que no respete la Ley deberá ser reputada delictiva.

    Cuando la detención ilegal es realizada por un particular, será de aplicación el tipo delictivo definido en el artículo 163 y siguientes del Código Penal. Cuando es efectuada por una autoridad o por un funcionario público, la penalidad a imponer variará en función de que preexista (artículo 530) o no preexista (artículo 167) una causa por delito, o de que, habiéndose realizado una detención legal, no se respeten después las garantías constitucionales o legales inherentes a la detención (artículos 530 y 531).

    El artículo 17-1 de la Constitución se recoge la declaración genérica de que ?toda persona tiene derecho a la libertad y a la seguridad?, agregándose que ?nadie puede ser privado de su libertad, sino con la observancia de lo establecido en este artículo y en los casos y en la forma que las leyes prescriben?, estableciéndose que ?la detención preventiva no podrá durar más tiempo del estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y, en todo caso, en el plazo máximo de setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición de la autoridad judicial? y que ?toda persona detenida debe ser informada inmediata, y de modo que le sea comprensible, de sus derechos y de las razones de su detención, no pudiendo ser obligada a declarar. Se garantiza la asistencia de abogado al detenido en las diligencias policiales y judiciales en los términos que la ley establezca?.

    Supuestos de detención legal

    Los presupuestos de la detención son dos: la existencia de un título de imputación y el peligro de fuga:

    1.- De un lado para que la detención sea legal es preciso que el detenido se halle incurso en alguno de los supuestos de los artículos 490, 492 y 495 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Dicho de otras palabras, ha de haber un título de imputación contra el detenido (condena, rebeldía, procesamiento o racional participación en un hecho delictivo). Aunque no basta con una ligera sospecha sobre la participación del detenido en el hecho delictivo, sino que han de concurrir unos motivos fundados, esto es, que sean racionalmente bastantes, en los vestigios del delito.

    2.- De otro lado, es preciso que se dé un peligro de fuga, o sea, que concurra una presunción racional de que el detenido se sustraerá a la acción de la justicia, dejando de concurrir a cualquier llamamiento judicial. Esta presunción se fija automáticamente por la ley (artículo 490) en los casos en que el detenido se fugó con anterioridad y también en los supuestos de presunta comisión de un hecho delictivo grave, con pena superior a los tres años (artículo 492-2). Pero en aquellos casos en que la pena sea presumiblemente inferior, es preciso que se valoren racionalmente los diversos indicios que pueden fundamentar el peligro de fuga (artículos 492-3 y 4).

    Sólo cuando concurren ambos presupuestos (título de imputación y peligro de fuga) la detención es legal. Si falla alguno, nace el delito de detención ilegal. Conviene tener muy presente que, en cualquier caso, la restricción de la libertad, como uno de los principales valores de todo ser humano, debe someterse al principio de excepcionalidad, lo cual significa que, en caso de duda, no procede su privación mediante la detención de la persona afectada.

    Garantías detentivas básicas

    1.- Ser puesto en libertad o entregado al juez en el plazo de 24 horas (artículo 496).

    2.- Ser puesto en libertad o en prisión en el plazo de 72 horas a contar desde que el detenido le fuese entregado al juez (artículo 497).

    3.- Práctica de la detención en la forma en que menos perjudique al detenido en su persona, reputación y patrimonio (artículo 520-1).

    4.- Ser informado, inmediatamente y de forma que sea comprensible, de las razones de la detención y de los derechos que le asisten como detenido (artículo 520-2).

    5.- Guardar silencio, no declarando si no quiere, o no contestando a alguna o algunas de las preguntas que se le formulen, o manifestando que sólo declarará ante el juez (artículo 520-2-a).

    6.- No declarar contra sí mismo y no confesarse culpable (artículo 520-2-b).

    7.- Designar Abogado y asistencia de éste a las diligencias policiales y judiciales de declaración o de reconocimiento de identidad (artículo 520-2-c).

    8.- Que se ponga en conocimiento del familiar o persona que se desee el detenido, el hecho de la detención y el lugar de custodia (artículo 520-2-d).

    9.- Asistencia de un intérprete (artículo 520-2-e).

    10.- Ser reconocido por el médico forense o su sustituto (artículo 520-2-f).

    11.- Comunicar la detención a quien ejerza la patria potestad, tutela o guarda de hecho, si el detenido es menor de edad o incapacitado (artículo 520-3)

    12.- Comunicar al colegio de abogados el nombre del abogado elegido, cosa que habrá de hacer la autoridad o el funcionario bajo cuyo cargo se halle el detenido (artículo 520-4).

    13.- Asistencia efectiva del abogado al detenido, y entrevista con éste (artículo 520-6).

    14.- Libertad de escribir a los funcionarios superiores del orden judicial (artículo 524).

    15.- Derecho del detenido incomunicado a las garantías previstas e el artículo 520 (artículo 527).

    16.- No adopción contra el detenido de ninguna medida extraordinaria de seguridad (artículo 525).

    Pues bien, mediante el procedimiento de habeas corpus regulado en la Ley Orgánica 6/1984, de 24 de mayo se podrá obtener la inmediata puesta a disposición de la autoridad judicial competente de la persona detenida ilegalmente, considerándose como persona detenida ilegalmente a las que lo fueron por una autoridad, agente, funcionario público o particular sin que concurran los supuestos legales o sin haberse cumplido las formalidades prevenidas y requisitos exigidos por las leyes.

    Procedimiento de Habeas Corpus

    La demanda de habeas corpus inicia un procedimiento cuya finalidad es la satisfacción de una pretensión de amparo nacida con ocasión de una detención ilegal. Es decir, que la demanda de habeas corpus contiene una solicitud de auxilio judicial dirigida a poner fin con rapidez a una pretendida situación de detención ilegal o, dicho con otras palabras, se trata de un procedimiento rápido para que la autoridad judicial decida sobre la legalidad de una detención y, en consecuencia, para que esa detención continúe o sea revocada.

    El derecho o la garantía de habeas corpus comprende el derecho a promover el correspondiente procedimiento especial, el derecho a que se tramite en tiempo y forma, y el derecho a obtener una decisión judicial.

    Ante todo, el derecho a la promoción del procedimiento exige que el detenido o alguno de sus parientes próximos, además del Ministerio Fiscal, el Defensor del Pueblo o incluso el Juez, de oficio, estimen que la detención practicada, policial o judicial, es ilegal por concurrir alguno de los supuestos comprendidos en el artículo 1.

    El derecho a la tramitación del procedimiento exige que, tras su iniciación mediante la presentación del correspondiente escrito ante el agente, funcionario o autoridad que haya practicado la detención, se dé curso a la solicitud poniéndola en conocimiento del Juez competente. Tras ordenar la iniciación del procedimiento, el Juez ordenará que la persona detenida sea inmediatamente puesta de manifiesto ante él, la cual será entonces oída, así como aquél que ha practicado la detención, y admitirá las pruebas que por uno y otro se aporten o se puedan practicar en el acto, y finalmente resolverá en un plazo de veinticuatro horas, confirmando la detención u ordenando la puesta en libertad del detenido.

    Comentario: pues eso, que cuando se detiene a alguien por temas de autocultivo o cuando se prolonga su detención mas de lo estrictamente necesario, habría que presentar una solicitud de procedimiento de habeas corpus ante el Juzgado de Guardia correspondiente ?bien por la familia, bien por el abogado-, con el consiguiente incomodo que ello supone tanto para el juzgado como para la propia policía. Así se acabarían de una vez las detenciones injustificadas a personas que tienen un domicilio conocido y que están perfectamente localizables, máxime cuando la pena máxima que se les va a solicitar nunca sobrepasará los tres años de prisión.

  2. El siguiente Usuario da las gracias a warnock por este Post:

    nitro46 (02/08/2011)

+ Responder Tema

Usuarios Etiquetados

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes