Tema Cerrado
Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 15 de 25

Tema: El consumidor de drogas ante la ley

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    30 dic, 01
    Mensajes
    5,008
    Gracias
    507
    1,250 gracias recibidas en 306 Posts
    Mencionado
    1 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    2 Mensaje(s)

    El consumidor de drogas ante la ley

    EL CONSUMIDOR DE DROGAS ANTE LA LEY

    La reducción de riesgos respecto al ámbito legal del uso de drogas.

    Eduardo Hidalgo (Energy Control). eduardohidalgo2002@yahoo.es

    Protocolo para citar este artículo:

    Hidalgo, E. 2001. El consumidor de Drogas Ante la Ley: la reducción de riesgos respecto al ámbito legal del uso de drogas.

    http://www.energycontrol.org/sabermas/sabermasFs.php

    Hoy en día, la condición de ilegalidad a la que están sujetas la inmensa mayoría de las sustancias psicoactivas sitúa al propio consumidor en un continuo deambular por la cuerda floja de los legal/ilegal, de lo penado y no penado. Aún cuando el autoconsumo no esté tipificado como delito, existen infinidad de circunstancias (la cantidad de droga que lleva, donde la consume, etc.) que le pueden poner en una situación cuando menos delicada y ?cuando más? directamente de patitas en la cárcel. Lamentablemente, aunque por una simple cuestión de supervivencia, autocuidado y autoprotección todo consumidor debería tener unos conocimientos mínimos de las disposiciones legales que atañen a las sustancias que consume, lo cierto es que en la práctica el acceso a ese conocimiento y esa información generalmente es tan restringido y dificultoso que la inmensa mayoría de los usuarios de drogas no tiene más opción que seguir deambulando por la mencionada cuerda floja, con el agravante añadido de ir prácticamente a ciegas. Por esta razón, desde Energy Control (colectivo dedicado a la reducción de riesgos asociados al consumo de drogas), hemos tomado la determinación de realizar una labor divulgativa de los aspectos que consideramos esenciales respecto al complejo tandem drogas-leyes

    Una vez finalizados los preámbulos y las presentaciones, creemos que lo primero que conviene aclarar es cuales son las sustancias que legalmente se consideran drogas. En este aspecto, debemos señalar que la justicia española se rige por el Código Penal y en él no se hace mención explícita a ninguna sustancia en concreto, por lo que en la práctica se recurre a unas listas de sustancias psicoactivas que rigen la normativa legal de varios países, entre ellos España. En estas listas (Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, Convenio de 1971 sobre Sustancias Psicotrópicas, etc.) están incluidas todas las drogas más consumidas habitualmente (heroína, cannabis, cocaína, LSD, mescalina, psilocibina, derivados anfetamínicos tipo éxtasis, etc.) y muchas otras menos conocidas. Además, periódicamente se van ampliando con las nuevas sustancias que surgen en el mercado ilegal, por ejemplo, el 2CB y el GHB fueron incluidas en las listas de fiscalización el 6 de marzo de 2002. Pocas drogas (aparte del alcohol, el tabaco y determinados psicofármacos) se escapan de estar incluidas en estas listas, actualmente se libran entre otras la Ketamina y la Salvia Divinorum (nadie sabe por cuanto tiempo).

    La siguiente cuestión que conviene aclarar, es porqué se considera un delito traficar con drogas. La razón de porqué esto es así, radica simplemente en que se conceptualizan las drogas como algo perjudicial para la salud, por lo que comerciar con ellas supone poner en peligro la salud de los demás e incurrir, por lo tanto, en un delito contra la salud pública. Al reducirse todo a un problema de salud, la justicia española nos otorga el beneplácito de no considerar delito nuestro propio consumo, pues mientras nuestra conducta no afecte a los demás somos libres de perjudicarnos cuanto queramos. Cabe considerar que sólo en base a estas premisas resulta difícilmente justificable la legalidad de la venta de tabacos y bebidas alcohólicas y la ilegalidad de otras sustancias. Resulta evidente que en esta cuestión tienen también un importante peso otros factores de índole cultural, político, económico y social. En cualquier caso, creo que este es un tema que requeriría un artículo por si mismo y que este no es el momento para abordarlo, por lo que sigamos con nuestro hilo argumental.

    Dentro de lo que la justicia no considera delito se incluye, aparte del propio consumo, la compra y la tenencia de pequeñas cantidades destinadas al autoconsumo. No obstante, cabe señalar, que aún cuando estas conductas no constituyan delito y no estén castigadas por el Código Penal, pueden ser sancionadas administrativamente en base a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana (Ley Corcuera), que considera faltas graves el consumo de drogas ilegales en lugares públicos o la tenencia para el autoconsumo y el abandono de los útiles para consumir (turulos, chustas de porros, etc) en esos mismos lugares. Las cuantías de estas multas suelen ir desde los de 300,51 a 450,76 euros (aunque está contemplado que puedan llegar hasta los 30.000 euros) y en algunos casos se puede acompañar de la retirada del carnet de conducir.

    Existen, por último, cuatro supuestos aprobados recientemente por el Tribunal Supremo que tampoco son considerados delito. Estos son: suministrar droga a un familiar o allegado para quitarle el síndrome de abstinencia o para deshabituarle poco a poco, compra colectiva destinada al consumo de los que la adquieren, tenencia y consumo de forma compartida entre adictos y compra por encargo de un grupo, del cual forma parte el encargado de adquirirla, y destinada al consumo de ese propio grupo. Aún así, conviene ser prudente con estas conductas, pues desde el punto de vista jurídico revisten cierta complejidad y siempre podrías ser llevado ajuicio (para más información sobre estos puntos, se recomienda remitirse al folleto de Energy Control sobre Leyes y Drogas).

    Una vez aclarados estos conceptos básicos, surge la primera complicación para el consumidor: ¿Cómo sabe un tribunal de justicia cuando la droga es para propio consumo y cuando no? Evidentemente, la cosa se le pone fácil siempre que haya indicios o pruebas de tráfico (droga dividida en dosis, pesas, sustancias de corte, cantidades grandes y/o no justificables de dinero, etc.). También siempre que la persona poseedora de la droga declare que no es para su consumo, pues se llegará a la conclusión lógica de que es para terceras personas y eso significa traficar o facilitar el consumo. Sin embargo, se puede dar el caso de que el tribunal no cuente con ningún otro indicio o ninguna otra prueba más allá de la mera tenencia de la droga, por lo que su decisión deberá atenerse únicamente a si la considera mucha o poca para el uso individual de la persona imputada. Estas son las afamadas y misteriosas cantidades para el autoconsumo. Pues bien, los baremos que se utilizan en estos casos son los siguientes: se consideran cantidades destinadas al propio consumo aquellas que no superen lo que el usuario toma habitualmente en un máximo de 3 a 5 días (en casos excepcionales pueden llegar a ser 10 o 12) y todo lo que pase de ahí se estima casi automáticamente que está destinado al tráfico. En principio, los tribunales valoran en cada caso en concreto el grado de dependencia psíquica y física del consumidor y según esto calculan la cantidad de droga que necesita para tales días. No obstante, además de resultar bastante difícil falsear y engañar en estas valoraciones, los tribunales pueden remitirse como criterio orientativo a unas cantidades que judicialmente pueden considerarse como las máximas para el autoconsumo de un adicto. Se trata de cantidades que no están estipuladas claramente, sino que se derivan de la revisión de las sentencias habidas hasta la fecha, con especial atención a las del Tribunal Supremo. En base a toda esta jurisprudencia, la cuestión de las cantidades es como figura a continuación:

    Cocaína: la justicia considera que el consumo medio de un adicto es de 1,5 gramos diarios, pudiendo llegar hasta los 5 gramos en personas con una altísima dependencia. Según estos datos, las cantidades máximas irían desde los 5 gramos (cantidad que muchas veces se señala como la máxima) hasta los 25 gramos para casos excepcionalmente raros de adicción extrema. El computo medio exacto sería de 7,5 gramos.

    Heroína: se considera que el consumo medio de un adicto es de 600 mg diarios (con un margen de 0,14 mg a 0,25 mg repetidos cuatro veces al día). Lo cual multiplicado por un máximo de cinco días da una cantidad máxima de 3 gramos (esta es la señalada habitualmente como máxima, aunque cabe suponer que para personas extremadamente dependientes pudiera aumentarse hasta 5 gramos: 0,25X4= 1; 1x5= 5.

    LSD: la dosis máxima diaria se considera de 0,6 mg y correspondería a un par de dosis, por lo que multiplicado por cinco días da un total de 3 mg, equivalente a diez dosis. No obstante, debido al fenómeno de la tolerancia, por el que dosis repetidas de LSD dejarían de tener efecto, es factible que no se contemple un autoconsumo mayor de cuatro dosis, de hecho, la cantidad de cinco tripis suele considerarse como destinada al tráfico, por lo que diez sería aplicable sólo a casos excepcionales.

    MDMA: para un consumidor habituado se contempla un consumo medio diario de 480 mg que equivaldría a 3 comprimidos de 160 mg o 6 de 80 mg. El límite máximo estaría en los 1.440 mg que equivaldrían a 9,6 comprimidos de 150 mg o a 18 compridos de 80 mg. En consecuencia, dependiendo del caso en concreto, de la cantidad de principio activo y de la adicción de la persona, las cantidades máximas irían de 9 a 20 comprimidos aproximadamente. Cabe señalar, que al ser el éxtasis una sustancia básicamente de consumo de fin de semana, los tribunales tienden a computar el uso únicamente para tres días y no para cinco.

    Sulfato de Anfetamina: una dosis habitual sería de 30 a 60 mg, El consumo máximo diario estaría contemplado en 180 mg diarios que equivaldría a un máximo de 3 a 6 comprimidos, que multiplicados por un máximo de 5 días da un total de 900 mg. (540 si se computan 3 días).

    Metanfetamina (Speed): el consumo máximo diario se establece en 60 mg, correspondientes a 4 dosis de un máximo de 15 mg (la dosis media va de 2,5 a 15 mg). La cantidad máxima para el autoconsumo estaría en los 300 mg (60 mg por cinco días).

    Cannabis: según la Fiscalía General del Estado (Circular 1/1984) el consumo máximo diario de derivados del cannabis se estima en 5 gramos de hachís, 15-20 gramos de marihuana y 0,6 gramos de aceite de hachís. Esto, multilicado por un máximo de 5 días da unas cantidades totales para el autoconsumo de 25 gramos de hachís (aunque el Tribunal Supremo suele señalar 50, por lo que cabe suponer que estarían computándose 10 días o que se tiene en cuenta la condición del cannabis como no gravemente perjudicial para la salud)., 75-100 gramos de marihuana y 3 gramos de aceite de hachís.

    Una vez desveladas cuales son las cantidades usualmente estimadas para el autoconsumo, conviene hacer unas cuantas aclaraciones. En primer lugar, esto debe servir sólo como indicativo, no significa de ninguna manera que la posesión de estas cantidades sea siempre impune. Más bien significa que la posesión de cantidades superiores a las mencionadas es casi siempre considerada delito. Son únicamente cantidades orientativas sobre lo que sería el margen superior del autoconsumo, es decir, los límites máximos a los que no convendría acercarse. Únicamente son válidos cuando no existe ninguna prueba en tu contra y consigues demostrar que es lo que consumes en un máximo de tres a cinco días, lo cual muchas veces no es fácil. En conclusión, por lo tanto, debemos saber que llevando cantidades mayores a las señaladas nos la estamos jugando de verdad, y que a no ser que llevemos cantidades menores a lo que sería la mitad o un tercio del límite inferior de las señaladas, nos podemos encontrar con serias dificultades (por ejemplo: el límite inferior para la MDMA sería de 9 pastillas, lo más recomendable sería no llevar más de 3 o 5). Conviene recordar también, que siempre que exista alguna prueba de tráfico podemos ser condenados a prisión aunque las cantidades sean tan pequeñas como una china, una raya o una pirula.

    Vistas ya cuales son las drogas, porqué están perseguidas y en qué condiciones su tenencia es y no es punible, pasemos a ver la otra cara de la moneda: el delito y la sanción. En primer lugar, cabe destacar que prácticamente todo lo que no se ha mencionado en los apartados anteriores está castigado por la ley: traficar, elaborar, cultivar o de otro modo favorecer, facilitar o promover el consumo de drogas. Dentro de estas categorías, el legislador tiene opción a penalizar proverbialmente cualquier tipo de conducta (donación, publicidad, etc.), aún cuando el imputado la realice sin ánimo de lucro. Una salvedad puede hacerse para el autocultivo destinado al propio consumo, que es un supuesto complicado que nuevamente rebasa los límites de este artículo. Unicamente, señalar que el autocultivo no será considerado delito siempre que se pueda demostrar que la cantidades cultivadas estaban destinadas exclusivamente al consumo personal y no al de terceras personas.

    En cuanto al delito más habitual, el tráfico, podemos empezar apuntando que la justicia hace distinción entre las sustancias que considera no gravemente perjudiciales para la salud (derivados del cannabis y algunos fármacos vendidos en pequeñas cantidades en el mercado ilegal) y las gravemente perjudiciales (todas las demás: derivados anfetamínicos tipo éxtasis, cocaína, heroína, LSD, etc.). En consecuencia con esta distinción, establece penas de 1 a 3 años y multa de hasta el doble del valor de la droga para el tráfico de derivados del cannabis, y penas de 3 a 9 años y multa de hasta el triple del valor de la droga para todas las demás.

    Estas penas, a su vez, están sujetas a la existencia de circunstancias que eximen, atenúan o agravan la responsabilidad penal, por lo que pueden alargarse, disminuirse o anularse. Cuando a una persona acusada de tráfico de drogas se le aplican eximentes (padecer un trastorno psíquico, delinquir llevado por un miedo insuperable, etc.) se libra completamente de tener que ir a prisión, aún así, se le pueden aplicar otras medidas, como por ejemplo, ingresarle en un psiquiátrico si la circunstancia eximente era un trastorno psíquico. Cuando los eximentes no son completos (p. ej: el trastorno psíquico no es tan grave) o cuando existen atenuantes (p. ej: realizar alguna conducta encaminada a reducir o restaurar el daño cometido con el delito), la condena podría verse reducida, incluso hasta quedar en unos cuantos meses. Por otra parte, para el delito concreto de tráfico de drogas, existe la atenuante específico del arrepentimiento (en España podemos recordar el caso Portabales), que se da cuando alguien abandona la actividad delictiva voluntariamente para entregarse a la justicia y colaborar con ella.

    Por último, existen también circunstancias que aumentan la condena, unas son genéricas (como la reincidencia) y otras específicas para el tráfico de drogas. Las específicas son, entre otras, vender a menores de 18 años, vender en colegios, centros militares, cárceles u hospitales, vender a personas que están en tratamiento para desengancharse, ser propietario/empleado de un establecimiento público y vender en el lugar de trabajo, adulterar las drogas incrementando el riesgo para la salud o ser funcionario, autoridad o tener algún título sanitario y traficar aprovechándose de la profesión. Cuando se dan estas circunstancias agravantes, las condenas para las sustancias no muy perjudiciales (cannabis) pueden subir hasta 4 años y 6 meses, y en casos de extrema gravedad hasta 6 años y 9 meses. Para el resto de sustancias, las penas aumentan hasta 13 años y 6 meses (19 y 9 meses para casos de extrema gravedad).

    Conviene señalar en este punto, que una de las circunstancias agravantes más frecuentemente aplicada se refiere a la cantidad de droga incautada. Por regla general, los tribunales aumentan la condena cuando se superan las 500 dosis medias de cada sustancia, lo cual jurídicamente viene a ser esto: 500 dosis de LSD, 500 dosis de derivados anfetamínicos tipo éxtasis (40 o 75 gramos de MDMA según se considere la dosis media de 80 o de 150 mg,), 2,5 Kg de hachís, 750 gr puros de cocaína, 15 gramos de sulfato de anfetamina (o 500 comprimidos con una concentración de 30 a 60 mg), 7 gramos y medio de metanfetamina (speed) y 300 gramos de heroína pura.

    Señalar por otra parte, que a los menores de 18 años no les afectan estas medidas, ya que no les es aplicable el Código Penal sino una ley específica que establece medidas reeducativas y sancionadoras que en los casos más graves pueden suponer el internamiento en un Centro de Menores o en un Centro de Atención a Drogodependientes en el caso de que se den problemas por el abuso de sustancias psicoactivas.


    Bibliografía:

    Bobes, J. 1995. Éxtais: Aspectos farmacológicos , psiquiátricos y medico-legales. Ediciones en Neurociencias, Barcelona.

    Sequeros, G. 1999. El Tráfico de Drogas ante el Ordenamiento Jurídico: evolución normativa, doctrinal y jurisprudencial. La Ley_Actualidad S.A., Madrid.

    PERMITIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL DE ESTE ARTÍCULO SIEMPRE QUE SE CITE LA AUTORÍA Y LA PROCEDENCIA ASÍ COMO QUE SE SOLICITE PERMISO A ENERGY CONTROL Y AL AUTOR.

  2. Los siguientes 4 Usuarios dan las gracias a luiseman por este Post:

    guiyes (03/12/2009), Jaguardiente (04/09/2010), lokogollitos (23/03/2010), rbeikar (30/06/2010)

  3. #2
    Fecha de Ingreso
    27 nov, 01
    Mensajes
    3,977
    Gracias
    4
    217 gracias recibidas en 61 Posts
    Mencionado
    2 Mensaje(s)
    Etiquetado
    1 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)
    Gran artículo, lo cuelgo con un atención
    La minoría de personas que tienen problemas con una droga son puestos como ejemplo de lo mala que es, pero se pasa por alto a la mayoría que, consumiéndola, no los tiene. edhelday
    Hazte socio AICC

  4. #3
    yors Visitante

    reconocimientos medicos

    Buenas, me gustaria que alguien experto en leyes me aconsejara en este tema:
    yo trabajo de conductor de trenes, por lo que tengo que ir a trabajar en perfectas condiciones cosa que hago por mi propio bien , el de los demas y por mi sentido de responsabilidad..
    El tema es que nos hacen reconocimientos cada cierto tiempo y analizando la orina detectan el consumo de cannabis y otras drogas. En el caso del cannabis este puede detectarse incluso despues de haber fumado hace un mes. Y yo pregunto¿ no es anticonstitucional el hecho de que yo no pueda fumar fuera de mi trabajo, haciendo uso de mi derecho a la privacidad?¿no es injusto que detecten una droga que has fumado hace un mes , cuando esta demostrado que sus efectos psicotropicos duran de 2 a 4 horas?

    Me gustaria que si hay alguien que conozca el tema me responda, estaria sumamente agradecido.

  5. #4
    Fecha de Ingreso
    07 sep, 05
    Mensajes
    3
    Gracias
    0
    0 gracias recibidas en 0 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    Hola,quiero saber si puedo encontrar la listas de jurisprudencias por cultivo en españa.Vivo en Brasil y estoy respondiendo a un proceso en libertad por nueve plantas,pasé un mes y un día preso y quiero facilitar esa información a la jueza,al jefe de policía y al abogado.Mi guerra está por allí.Y no veas qué guerra más chunga.A parte de las jurisprudencias me gustaría encontrar los manifiestos que hayan al respecto,tales como el de los jj.por la democr. y otros.Muchas gracias.

  6. #5
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 05
    Ubicación
    Esquina superior izquierda.
    Mensajes
    105
    Gracias
    0
    Agradecido 1 Vez en 1 Post
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    Hola, me ha parecido un tema muy interesante, pero tengo una duda, con los hongos, como sería la historia, porq tengo una micela en un piso con unos amigos, y no sé el dosaje q puedo llevar ni como es la ley respecto a esta droga.

  7. #6
    Fecha de Ingreso
    15 dic, 05
    Ubicación
    Esquina superior izquierda.
    Mensajes
    105
    Gracias
    0
    Agradecido 1 Vez en 1 Post
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    Hola; no sé si el tema q voy a consultar tiene aquí cabida, o no;
    resulta q en unos meses ingresaré en el ejercito, la pregunta es:
    ¿repercutiría al ingreso la pertenencia a esta asociación, y declararme consumidor habitual?
    aún no soy socio, ni nada de eso, porq tampoco sé como vá, pero q me interesa, bastante; y como ando muy perdido, en bastantes aspectos, pues no sé, si me pudierais informar tanto de la pregunta, como del ingreso en la asociación.

  8. #7
    Fecha de Ingreso
    15 jul, 06
    Mensajes
    3
    Gracias
    0
    0 gracias recibidas en 0 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    sobre cannabis en sangre frente a los seguros en caso de accidente de trafico

  9. #8
    jma Visitante

    Re: ICAMOH

    En el ingreso te hacen análisis de sangre y orina y si das en cualquir tipo de droga ilegal, aunke sea cannabis, directamente no te cogen...si vas a tropa o marineria te hacen análisis habitualment y si das, no te renuevan el contrato.
    Pertenecer a la asociación, claro que puedes..pero no consumir o al menos no dar en las analiticas.
    jma

  10. #9
    Fecha de Ingreso
    06 jul, 06
    Mensajes
    59
    Gracias
    4
    12 gracias recibidas en 8 Posts
    Mencionado
    5 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    la proibicion de un bien,natural,i mas o menos malo,hace del humano,un ser mas miedoso del que todos entendemos como "personas"

    yo adoro al cannabis
    no odiaras nada que sea bueno para ti mismo
    "solo crees ,que crees; que lo que creer es lo que eres"

  11. #10
    Fecha de Ingreso
    26 oct, 06
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    173
    Gracias
    1
    5 gracias recibidas en 3 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    MODELO PARA USO NO TERAPÉUTICO

    A LA AGENCIA ESPAÑOLA DEL MEDICAMENTO
    SUBDIRECCIÓN GENERAL DE SEGURIDAD EN EL MEDICAMENTO


    Paseo del Prado, 18-20, Madrid

    D/Dª___________________, mayor de edad, con DNI núm.______, y domicilio a efectos de notificaciones en_______, C/______________, ante la Agencia Española del Medicamento-Subdirección General de Seguridad en el Medicamento, comparezco y como mejor proceda en derecho, DIGO:

    Que, de conformidad con el régimen de competencias previsto por el artículo 14, apartado k), de los Estatutos de la Agencia Española del Medicamento, aprobados por Real Decreto 520/1999, de 26 de marzo, que atribuyen a esta Subdirección General de Seguridad en el Medicamento la competencia para desarrollar las funciones estatales en materia de uso lícito de sustancias estupefacientes y sus preparados, según las normas legales nacionales e internacionales en estas materias, por medio del presente escrito, vengo a formular solicitud formal interesando la concesión de la autorización administrativa para tenencia y cultivo de plantas susceptibles de producir estupefacientes, a que refiere el artículo 8.1 de la Ley 17/67, de 8 de abril, en base a las siguientes:

    ALEGACIONES

    PRIMERA.- Que, conforme acreditan los documentos médicos aportados junto a este escrito, en fecha_______ me fue diagnosticado___________________. Es desde entonces que vengo sufriendo las molestias y dolores propios de la enfermedad que padezco, consistentes en__________________________. Considerando los varios informes científicos que reconocen propiedades terapéuticas a los derivados del cannabis, especie vegetal botánicamente conocida como Cannabis Sativa L. en relación con el tratamiento de la dolencia que sufro, he decidido hacer uso terapéutico de dicha sustancia con la exclusiva finalidad de proteger eficazmente mi salud individual y mejorar mi calidad de vida.

    SEGUNDA.- Que, ante la imposibilidad absoluta de adquirir legalmente las cantidad de cannabis, libres de adulteración, necesarias para el adecuado tratamiento de mi enfermedad, en armonía con una reiterada doctrina jurisprudencial sobre la atipicidad del cultivo privado destinado al consumo del cultivador, considero que la única forma legal y segura de obtener la citada sustancia es recurriendo al AUTOCULTIVO TERAPÉUTICO, previa la solicitud y obtención de la correspondiente autorización administrativa legalmente prevista, cuya concesión se interesa en base a los siguientes:

    FUNDAMENTOS


    I.- Que, atendido el tenor literal del artículo 14 k) de los Estatutos de la Agencia y vista la sentencia del Juzgado Central Contencioso-Administrativo nº 3, de 8 de abril, nº 76/02, a la Subdirección General de Seguridad en el Medicamento le compete valorar la finalidad para la que la autorización solicitada se pretende, y en su caso, atendidas las razones invocadas, denegarla motivadamente o imponer las restricciones y garantías que estime necesarias pero, en todo caso, habrá de resolver sobre la petición formulada, por tener competencia para ello, no pudiendo abstenerse de resolver so pretexto de silencio, oscuridad o insuficiencia de los preceptos legales aplicables al caso, comforme a lo dispuesto por el artículo 89.4 de a Ley 30/92, de 26 de noviembre.

    II.- Que la legislación nacional e internacional vigente en materia de drogas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas resulta aplicable al cannabis. Las sumidades floridas y la resina de cannabis se consideran sustancias estupefacientes, a tenor de las listas I y IV y las definiciones contenidas en el artículo 1.1.b) y c) del Convenio de 1961, sobre estupefacientes.

    III.- Que, de conformidad con los compromisos internacionales, la Ley 17/67, de 8 de abril, en sus artículos 7 a 10, regula el cultivo de plantas de cannabis realizado con la intención de producir estupefacientes, disponiendo en su artículo 8.1, que tales actividades han de venir precedidas de la correspondiente autorización, y determinando, en su artículo 22 que "no se permitirán otros usos de los estupefacientes que los industriales, terapéuticos, científicos y docentes autorizados".

    IV.- Que, como tiene sobradamente declarado el Tribunal Supremo, el artículo 368 del Código Penal castiga la tenencia y el cultivo de cannabis cuando el producto poseído u obtenido se destine al tráfico ilegal o la promoción del consumo de terceras personas, considerándose atípicos los actos de cultivo y la tenencia para el autoconsumo.

    V.- Que, conforme a la interpretación jurisprudencial de la tenencia ilícita, infracción administrativa a que refiere el artículo 25.1 de la Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana, queda excluida de dicho concepto, en virtud del artículo 22 de la ley 17/67, de 8 de abril, el uso terapéutico autorizado con arreglo a la misma.

    VI.- Que, conforme al artículo 9 de la Constitución, toda Administración Pública está sujeta a la Carta Magna y al resto del ordenamiento jurídico, correspondiéndole promover las condiciones para que la libertad del individuo sea real y efectiva, y conforme al artículo 43, la tutela y protección del derecho a la salud.

    Por lo expuesto,

    A la Subdirección General de Seguridad en el Medicamento de la Agencia Española del Medicamento, SOLICITO que, atendiendo las respectivas finalidades de la normativa vigente y de la solicitud formulada en el cuerpo del siguiente escrito, visto el régimen de competencias legalmente previsto, resuelva admitirlo, y teniendo por hechas las alegaciones expuestas y por presentados los documentos que al mismo se acompañan, en su día, acuerde procedente la iniciación del expediente administrativo legalmente necesario para que, previa la práctica de pruebas, informes o cualesquiera otras actuaciones que pudieran corresponder, se acuerde autorizar a quien suscribe al uso y cultivo terapéutico de la especie vegetal botánicamente denominada Cannabis Sativa L., comunicando al interesado las limitaciones y restricciones que, en su caso, proceda. Por ser de Justicia que pido y espero.

    Lugar, fecha y firma del interesado
    ----------------------------------------------
    Extraido de la revista YERBA Nº 20 en su sección Leyes, redactados por la conocida abogada Clara Colomer Carrillo.

    Espero haber servido de ayuda a alguien

    Prósperas y estupefacientes fumadas gente
    Antes de comer el pollo tienes que cocinarlo.
    La gente que no quiere legalizar las drogas blandas todas esas personas se lo comen con las manos y crudo xDDD

  12. #11
    jTTWiNS Visitante

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    En mi modesta opinión, las asociaciones "pro-amigos del cannabis" no están haciendo nada para solucionar el problema. Nada provechoso quiero decir: por desgracia, han acabado especializándose en buscar remiendos para ir tirando hasta la semana que viene, pero poco más... Y ésa no es una opción de futuro asumible por el resto. Quizás sí para ellos, pero no para los demás.

    Fijémonos por ejemplo, en la campaña de recogida de firmas: ¿cuántos años hace que están recogiendo firmas? ¿A qué esperan, a tener las de todos los españoles? ¿Alguien sabe cuántas se llevan recogidas hasta el momento? Hmm...

    Aunque, en realidad, igual no están haciendo más que defender sus propios intereses (instinto de propia supervivencia), ya que si la marihuana fuera legalizada las asociaciones "pro-amigos del cannabis" desaparecían todas en un periquete. O en lo que tardase en normalizarse la situación.

    Hay que poner todas las cartas sobre la mesa, señores. Hay que aceptar la realidad y ante las multas, reconocer que efectivamente se es consumidor de cannabis y que uno la consume en ejercicio de la libertad que la Constitución le reconoce en su art. 17.1 (Toda persona tiene derecho a la libertad...) y que "a los poderes públicos les corresponde la tarea de promover las condiciones para que esta libertad sea real y efectiva y remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud" (art. 9.2).

    Y negarse a pagar ninguna multa (por motivos de conciencia, hay que ser coherentes) al tiempo que querellarse contra la propia administración de Justica y el ministerio del Interior (representados en las personas de los policías, fiscales y jueces intervinientes en las causas) por incumpliento flagrante de los preceptos constitucionales anteriores (solicitándoles, además, indemnizaciones millonarias). Y hay que llegar hasta el final. Hasta Estrasburgo.

    Es hora de que, por primera vez en la historia, las democracias reales vean la luz y los seres humanos puedan vivir en ellas sin tener que se encarcelados por el simple hecho de ejercer la libertad que les corresponde. Si los borregos lo son ellos (los representantes del Estado policial y opresor)... ¿por qué somos nosotros los que actuamos de forma aborregada?

  13. #12
    Fecha de Ingreso
    03 dic, 02
    Ubicación
    Madriz
    Mensajes
    8,979
    Gracias
    9
    126 gracias recibidas en 71 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    3 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    Cita Iniciado por jTTWiNS Ver Mensaje
    En mi modesta opinión, las asociaciones "pro-amigos del cannabis" no están haciendo nada para solucionar el problema. Nada provechoso quiero decir: por desgracia, han acabado especializándose en buscar remiendos para ir tirando hasta la semana que viene, pero poco más... Y ésa no es una opción de futuro asumible por el resto. Quizás sí para ellos, pero no para los demás.

    Fijémonos por ejemplo, en la campaña de recogida de firmas: ¿cuántos años hace que están recogiendo firmas? ¿A qué esperan, a tener las de todos los españoles? ¿Alguien sabe cuántas se llevan recogidas hasta el momento? Hmm...

    Aunque, en realidad, igual no están haciendo más que defender sus propios intereses (instinto de propia supervivencia), ya que si la marihuana fuera legalizada las asociaciones "pro-amigos del cannabis" desaparecían todas en un periquete. O en lo que tardase en normalizarse la situación.

    Hay que poner todas las cartas sobre la mesa, señores. Hay que aceptar la realidad y ante las multas, reconocer que efectivamente se es consumidor de cannabis y que uno la consume en ejercicio de la libertad que la Constitución le reconoce en su art. 17.1 (Toda persona tiene derecho a la libertad...) y que "a los poderes públicos les corresponde la tarea de promover las condiciones para que esta libertad sea real y efectiva y remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud" (art. 9.2).

    Y negarse a pagar ninguna multa (por motivos de conciencia, hay que ser coherentes) al tiempo que querellarse contra la propia administración de Justica y el ministerio del Interior (representados en las personas de los policías, fiscales y jueces intervinientes en las causas) por incumpliento flagrante de los preceptos constitucionales anteriores (solicitándoles, además, indemnizaciones millonarias). Y hay que llegar hasta el final. Hasta Estrasburgo.

    Es hora de que, por primera vez en la historia, las democracias reales vean la luz y los seres humanos puedan vivir en ellas sin tener que se encarcelados por el simple hecho de ejercer la libertad que les corresponde. Si los borregos lo son ellos (los representantes del Estado policial y opresor)... ¿por qué somos nosotros los que actuamos de forma aborregada?
    Te veo un poco despistadete.

    La recogida de firmas lleva apenas tres meses, y se lanzó como apoyo a una iniciativa parlamentaria de IU.

    Es completamente inutil negarse a pagar multas, salvo que demuestres insolvencia: ahora el Estado mete mano en tu cuenta y la cobra, así de simple. No hay insumisión posible, como no la hay para las multas de tráfico.
    Las asociaciones no somo 'pro-cannabis' sino pro-legalización y pro-normalización, y te aseguro que si el motivo de la desaparición es la consecución de nuestros objetivos, bienvenida sea.

    Te recomiendo asociarte y colaborar con nosotros, seguro que 'desde dentro' ves la cosa un poco más como realmente es.

    Un cordial saludo

  14. El siguiente Usuario da las gracias a Hashman por este Post:

    cafeina (12/09/2010)

  15. #13
    MJW Visitante

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    Cita Iniciado por Hashman Ver Mensaje
    Te veo un poco despistadete.

    La recogida de firmas lleva apenas tres meses, y se lanzó como apoyo a una iniciativa parlamentaria de IU.

    (...) seguro que 'desde dentro' ves la cosa un poco más como realmente es.

    Un cordial saludo
    ¿Quién es el despistadete?

    Desde que se publicó en activismo la recogida de firmas, van seis meses.

    ¿Desde dentro se ven las cosas mejor o se dejan de ver las cosas?

  16. #14
    Fecha de Ingreso
    27 nov, 01
    Mensajes
    3,977
    Gracias
    4
    217 gracias recibidas en 61 Posts
    Mencionado
    2 Mensaje(s)
    Etiquetado
    1 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    Si tú crees que es tan fácil llevar a cabo todos los objetivos de las asociaciones y que es culpa de estas no hacerlo, no tienes ni idea de los sustentos de la prohibición y de lo que pueden hacer para cambiar la situación.
    Las asociaciones de consumidores, que se han multiplicado en los últimos 10 años, hacen su labor, que es la de ayudar a estos en la situación actual de lagalidad, y no es poca cosa.
    A través de ellas se llevan a cabo actividades como las de este cuarto y los de cultivo, y sus socios son los que están consiguiendo las sentencias más favorables sobre autocultivo y sobre las infracciones a la Ley Corcuera, como Pannagh o Arseca, o sea, gracias a ellas se está consolidando un cambio jurisprudencial entorno al tema que nos ocupa en favor de los consumidores. A cualquier cambio legislativo precede un cambio jurisprudencial.
    Con la información sobre cultivo se está ayudando a autoabastecerse al consumidor sin recurrir al mercado negro, entre otras cosas
    Todo esto además se hace sin ánimo de lucro y con carácter gratuito para todo aquel que se acerque a ellas.
    Con sólo ver las estadísticas de este foro se ve que las asociaciones de consumidores están haciendo bastante, y lo que les queda por hacer.
    Si tú crees que todo esto se puede mejorar, únete, pero no vengas dando lecciones y echando por tierra el trabajo de muchas personas desde tu libertad de no estar en una asociación, además de presentar unas propuestas descabelladas y sin ningun sustento legal, como querrellarse contra el Estado y no pagar las multas, o es que todo el que fuma es insolvente? porque si no no veo como va a prosperar tu idea de no pagar ninguna multa. Bueno, y una ¿querella contra el Estado?, eso no tiene ni pies ni cabeza, dudo que sepas lo que es un querella.
    Salud
    La minoría de personas que tienen problemas con una droga son puestos como ejemplo de lo mala que es, pero se pasa por alto a la mayoría que, consumiéndola, no los tiene. edhelday
    Hazte socio AICC

  17. #15
    jTTWiNS Visitante

    Re: El consumidor de drogas ante la ley

    "Te veo un poco despistadete.

    La recogida de firmas lleva apenas tres meses, y se lanzó como apoyo a una iniciativa parlamentaria de IU.

    Es completamente inutil negarse a pagar multas, salvo que demuestres insolvencia: ahora el Estado mete mano en tu cuenta y la cobra, así de simple. No hay insumisión posible, como no la hay para las multas de tráfico.
    Las asociaciones no somo 'pro-cannabis' sino pro-legalización y pro-normalización, y te aseguro que si el motivo de la desaparición es la consecución de nuestros objetivos, bienvenida sea.

    Te recomiendo asociarte y colaborar con nosotros, seguro que 'desde dentro' ves la cosa un poco más como realmente es."

    ¿Tres meses? Pero si yo llevo oyendo esto de las firmas más de veinte años... ¿O acaso aquí, cada asociación va por libre?

    Y si es completamente inútil negarse, pues nada... pagad, pagad. Y callad después. Así conseguiréis mucho. ¿No ves lo que hemos avanzado desde que murió Franco?

    En cuanto a lo de asociarme, siento decirte que no pertenezco a ningún club (excepto a uno de propietarios de ZXR's) y que lo mejor para todos será que continúe así. Lamentablemente, sé cual sería el resultado... Me conozco demasiado.

    -----------------

    Y para los que caigan en la tentación de criticarme, que tengan en cuenta lo siguiente: si todos siguiesen mi conducta, esto estaría solucionado hace muuuucho tiempo. Sin necesidad de asociaciones de ningún tipo.

Tema Cerrado
Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Usuarios Etiquetados

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes