+ Responder Tema
Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Consejos para los que se inician en el autocultivo de la marihuana

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    01 Sep, 11
    Mensajes
    544
    Gracias
    2,268
    1,359 gracias recibidas en 417 Posts
    Mencionado
    1 Mensaje(s)
    Etiquetado
    41 Tema(s)
    Citado
    17 Mensaje(s)

    Consejos para los que se inician en el autocultivo de la marihuana



    Todos hemos sido novatos en el cultivo de nuestra querida planta, y creo que todos hubiéramos agradecido conocer estos puntos o consejos:

    1.- No gastes dinero a lo loco:
    El material de cultivo es importante, pero el conocimiento del cultivo es más importante. De nada sirve que te dejes un dineral para montar una zona de cultivo, si no tienes idea de cómo hacerlo. Recoge toda la información posible, empieza de poco en poco, antes de correr hay que saber andar.

    2.- No intentes plantar en hidropónico si eres novato:
    Los cultivos en hidropónico lleva consigo grandes gastos y conocimientos de lo que se está haciendo. Su resultado bien llevado es una marihuana de alta calidad, pero para el novato puede suponer un gasto de dinero y un cultivo desastroso.

    3.- No te fíes de leyendas, habladurías y “truquitos” sobre el cultivo de marihuana:
    Aquí debes entender que no todo lo que se dice sobre el cultivo es verdad, hay mucha leyenda urbana, como por ejemplo el regarlas con zumos hace que tengan saber a dicho zumo. La planta no tiene una fábrica de zumos dentro de ella, su metabolismo es el de una planta. Otra leyenda es que si cuelgas la planta bocabajo el thc baja a los cogollos… hay que decir que el thc se desarrolla en los cogollos, no hay efecto de gravedad que traiga thc desde raíces hasta los cogollos.

    4.- No te excedas en sus cuidados:
    La naturaleza es sabia, a la planta solo hay que darle lo que necesita. Un error que suelen tener los principiantes es que están las 24 horas encima de la planta, y la mayoría de las veces esto lleva a excederse en cuidados. Como pueden ser regarla demasiado, sobrefertilizarla…etc…

    5.- No plantes en lugares públicos:
    Si plantas en exterior en cultivo guerrilla, no hagas locuras, no plantes en lugares públicos, las plantas pueden ser vistas y tendrás problemas o de robos o incluso con la autoridad competente.

    6.- No informes a personas de poca confianza de tu cultivo:
    Tanto si plantas en interior como en exterior, se cauteloso, no hagas propaganda de tus cultivos, se precavido y no te arrepentirás.

    7.- En interior los aparatos han de ser acorde al espacio de cultivo:
    No cometas locuras, los focos, extractores, etc.. se basan en las medidas de la zona de cultivo, tanto la luz que debes tener.. como los caudales de aire que debes introducir o sacar de la zona. Informate, pregunta…

    8.- Haz una distribución correcta de los instrumentos de cultivo:
    Haz un montaje correcto, y distribuye bien los instrumentos, cables, etc… Te será más fácil cambiar cualquier cosa que necesites, moverte por el cultivo.. etc… Lo agradecerás más tarde.

    9.- Cuidado con tus animales o mascotas:
    A tus mascotas las tienes mucho cariño, y a tus plantas también, no es cuestión de a quien quieres más, es cuestión de que no te destrocen las plantas o que no lleven plagas a tu lugar de cultivo.

    10.- Revisa los aparatos del cultivo periódicamente:
    Todo es susceptible de romperse, revisa el estado o funcionamiento de los aparatos de cultivo, para evitar males mayores.

    11.- Revisa tus plantas regularmente:
    Detectar cualquier tipo de plaga o problema al inicio, te hará mucho más fácil actuar y podrás coger a tiempo el problema. Una plaga avanzada es un rompedero de cabeza para los cultivadores.

    12.- Almacena en lugares adecuados las semillas :
    Las semillas han de ser guardadas en un lugar seco, oscuro y fresco (normalmente en casa en el frigorífico), evita dejarlas en “cualquier lado”, ya que con el tiempo las semillas se estropearán y no germinarán.

    13.- Ten limpia la zona de cultivo:
    La suciedad con el paso de los días va aumentando, ten siempre el cultivo limpio y evitarás problemas con hongos o plagas.

    14.- La marihuana no crece o florece con cualquier luz:
    No hagas locuras, no intentes hacer crecer la planta con una bombilla incandescente de casa. La marihuana necesita para crecimiento un espectro lumínico y para floración otro. Infórmate bien ya que incluso hay bombillas de floración mixtas (valen panto para crecimiento como para floración, muy utilizadas sobre todo en cultivos de autoflorecientes en interior.

    15.- Germina las semillas antes de enterrarlas en tierra:
    Con esto evitaras gastos innecesarios de tierra y riegos. Para germinar las semillas déjalas durante 24 horas en un vaso lleno de agua. Cuando veas salir una pequeña “raicilla”, es hora de sembrar. No la entierres en tierra más de 1 cm., ya que le costará salir.

    16.- No compres tierra de mala calidad:
    El sustrato es la casa de las raíces y el alimento de tu planta. Un buen sustrato tiene una textura adecuada y los nutrientes necesarios para hacer crecer tu marihuana. Con un mal sustrato, solo socarás malos cogollos.

    17.- Si cultivas en exterior, piensa en las horas de luz directa:
    La luz es fundamental para las plantas de marihuana, piensa que a menos luz... menos y peor cosecha. Un mínimo de 6 horas de luz DIRECTA es fundamental para los cultivadores de exterior.

    18.- No te excedas en el abono:
    Uno de los fallos comunes de los que se inician en el cultivo de la marihuana es sobrefertilizar la planta. No por más “potingues” que la eches tendrás una mayor producción de cogollos. Es mejor abonar a media dosis de lo indicado, y si la planta lo requiere subir la dosis, que enfrentarte a una sobrefertilización de la planta.

    19.- Utiliza tamaños de macetas a propiados:
    A mayor tamaño de maceta, más podrá crecer la planta y (en teoría) sacarás más producción. Pero si cultivas en interior, recuerda que tienes un espacio limitado, no hagas locuras. Por lo general para cultivo interior las macetas utilizadas en armarios de cultivo suelen ser de 7 litros u 11 litros, dependiendo del tamaño del armario.

    20.- No utilices macetas negras si cultivas en exterior:
    Intenta evitar colores oscuros en las macetas de cultivo. Ya que el color negro absorve mucho el calor y hace que las raíces de la marihuana se calienten excesivamente, al mismo también resecan el sustrato.

    21.- No pongas las macetas o tiestos sobre superficies que adquieran mucha temperatura:
    Si cultivas en exterior, no colores las macetas en suelos que absorban mucho calor durante el día, que ya las macetas se calentarán en demasía. Si no tienes otro sítio, eleva un poco las macetas con ladrillos o tacos de madera, incluso corchos y levanta las macetas un poco del suelo.

    22.- No utilices macetas con mal drenaje:
    Las macetas deben tener un buen drenaje, ya que si no es el caso, el sustrato se puede encharcar y hacer que las raíces se pudran.

    23.- Riega con cabeza:
    Las plantas de cannabis son de ciclo húmedo-seco. No hay que estar continuamente regándolas, debes de comprender cuando la planta necesita el riego. Una forma de saberlo es por el peso de la maceta, observa que cuando acabas de regar el peso de la maceta es superior a cuando no tienes agua en ella. También puedes introducir un poco el dedo en el sustrato y ver si está humedecido. Con un poco de práctica te será muy fácil reconocer cuando tu planta necesita agua.

    24.- Mide y equilibra el PH del agua:
    Una de las cosas más importantes es el PH de riego. Para que los nutrientes sean absorbidos al 100% el ph del agua de riego ha de ser entre 6.0 – 6.5. De nada sirve que abones y riegues, si tienes un ph demasiado alto o demasiado bajo, lo que lograrás es saturar las raíces y un gasto de caldos de cultivo que la planta no aprovechará.

    25.- Contaminación lumínica:
    Si cultivas en interior, recuerda que las horas de oscuridad son de oscuridad total. No dejes que entre luz , respecta su fotoperiodo y dales oscuridad absoluta. En exterior la luz de la luna no molesta, al contrario que ocurre en con las luces emitidas por escaparates, farolas.. etc…

    26.- No seas impaciente en la cosecha:
    Cuanto más se acerca el final de la floración a los cultivadores nos entra el “ansia” de querer cosechar. Las plantas tiene su punto optimo dpara se cosechadas, normalmente se usa una lupa de más de 50 aumentos para ver los tricomas de la planta, otros cultivadores con experiencia lo hacen a ojo de buen cubero, cuando el 80%-90% de los pelitos de los cogollos son de color marrón.

    27.- Haz un lavado de raíces antes de cosechar:
    Antes de cortar la planta, se debe de limpiar el resto de abonos, productos y sales que se van acumulando a lo largo de su vida en el sustrato. Simplemente riega SOLO con agua durante los últimos 7 – 10 días, y dos días antes de cortar aproximadamente, pégale un buen riego con el triple de agua que el contenedor (si la maceta es de 11 litros riégala con 33 litros de agua), con esto conseguirás eliminar los malos sabores de las sales acumuladas en las raíces, abonos, etc… y al fumarla no te rascará la garganta.

    28.- No maltrates la planta:
    A ver.. la naturaleza es sabia, no hagas tonterías como clavar clavos oxidados en el tallo de la planta porque te han dicho que así la extresas y dará más potencia, lo único que lograrás es que gaste energía en cicatrizar la herida, energía que no utilizará en crear el cogollo. Las plantas tienen unos parámetros ideales para su crecimiento y floración, centrate en esos parámetros y lograrás tener una gran cosecha.

    29.- Ventila correctamente tu lugar de cultivo:
    Debes tener una buena intracción y extracación de aire, para poder renovárselo, un aire viciado es perjudicial para las plantas.

    30.- No arranques las hojas:
    La planta usa las hojas como almacén de nutrientes, y admeás realiza por ellas la respiración. Es mejor apartarlas para que no tapen a los cogollos que cortárselas. Al mismo perderá energía en tratar su cicatriz, y lo que nos interesa es que las energías las gaste en su floración.

    31.- No riegues con agua fría:
    Los golpes o cambios bruscos de temperatura no son buenos ni para la planta ni para sus raíces. Deja reposar el agua de riego para que se aclimate a la temperatura ambiente. Si riegas con agua del grifo, déjala reposar 24 horas para que se evapore el cloro.

    32.- No transplantes en floración:
    A no ser que no sea para evitar un mal mayor. Evita transplantar en floración, ya que frenarás su proceso de floración y dará prioridad a la adaptación y expansión por el nuevo sustrato.

    33.- No acerques demasiado el foco a las plantas:
    Si el foco está demasiado cerca quemarás la planta debido al calor, si el foco está demasiado alejado… lograrás que la planta se espigue buscando la luz solar. La altura ideal en focos de sodio suele ser de 60 cm, 30cm si el foco es de 250w. Pero lo mejor para saber la altura, es poner un termómetro en la punta de la planta, no debería pasar de 27º.

    34.- No transplantes con tierra húmeda:
    Debe dejar que se seque el sustrato para que el cepellón salga compacto, después del transplante riega. Si la tierra está humedecida al sacar el cepellón de la maceta… este se desparramará.

  2. Los siguientes 18 Usuarios dan las gracias a Buddha Seeds por este Post:

    Celer (11/01/2012), DESLLANTE (10/01/2012), frannabis# (15/12/2011), green bird (09/10/2016), Jim*Morrison (19/01/2013), lumedsaudade (18/12/2011), once_again (31/07/2017), oskitar l (05/03/2017), PutNameHere (18/09/2012), ROBBY (21/02/2012), sebaods (07/02/2016), thedeimos (10/03/2012), TheNewGenera (18/05/2016), verduraverde (30/04/2014), yiyo88 (16/12/2011), ZefemRSN (23/01/2014), Zoek (18/06/2013)

+ Responder Tema

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes