+ Responder Tema
Resultados 1 al 7 de 7

Tema: Poema satírico: Elogio de la Sustancia

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    29 Jul, 08
    Ubicación
    De Valderas
    Mensajes
    4
    Gracias
    10
    17 gracias recibidas en 4 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Poema satírico: Elogio de la Sustancia

    ELOGIO DE LA SUSTANCIA

    Si nací en el hospital
    no fue por ventura vana,
    que debía yo nacer
    al lado de una farmacia.
    Vine ciego como todos
    y como todos lloraba
    que de común es sabido
    que quien no llora no mama.
    A mi madre le dijeron
    ¡Este niño no se calla!
    y morfina el buen doctor
    me inyectó por si callaba.

    Desde entonces he seguido
    su doctrina a rajatabla
    y en virtud del tratamiento
    no hay droga que no me valga,
    embriaguez que me disguste,
    ni estupor que hiera el ansia
    de recobrar la inconsciencia
    que me brinda la substancia.

    ¿Qué puedo hacer, ya lo ven,
    si desde mi tierna infancia
    cualquier estupefaciente
    me provoca tolerancia?

    En tanto las horas pasen
    eternamente sin pausa
    y envuelvan como sudarios
    las noches sus sombras pálidas,
    proseguiré administrándome
    alcaloides a mansalva,
    por supuesto hoy más que ayer
    pero menos que mañana.

    Son las drogas mi pasión,
    mi arrebato, mi esperanza.
    En ellas cifro la vida
    y ellas a cambio me matan.
    Mas yo nunca las culpase.
    Su inocencia está probada.
    Ellas son buenas y amables,
    llenas de encanto y de gracia.
    Son Prensa, Iglesia y Estado
    los que dicen que son malas
    ¡Las drogas son el Demonio!
    ¡Pues vivan las sectas satánicas!

    Cuantas más drogas poseo
    mayor júbilo me embarga
    porque sé que ya estoy cerca
    de las Puertas del Nirvana.
    Inicio la ceremonia
    e inhalo las que se inhalan,
    me inyecto las que se inyectan,
    me trago las que se tragan,
    esnifo las que se esnifan
    y la nariz ya me sangra
    de tantos y tantos tiros,
    de tantas lonchas, ¡de tantas!

    Es mi Biblia el Vademécum,
    mis profetas los psiquiatras,
    mis musas las enfermeras,
    mi cuarto la narcosala.
    Si escasea el suministro
    me agencio recetas falsas
    y obtengo del boticario
    psicofármacos y cápsulas.
    Si se agotan yo las busco
    desde el ocaso hasta el alba.
    La noche surco en su pos
    sin reparar en distancias
    y allá do quiera que llego
    cualquiera me las despacha.
    Las venden en la botica,
    en los bares y en las casas.
    Las venden los camareros,
    los moros y las gitanas.
    Las compra el ejecutivo
    y la miss en minifalda.
    También el niño bonito
    del barrio de Salamanca,
    el cura, los concejales
    y el marido de la Infanta.
    Muchos grandes personajes
    fueron dichosos usándolas:
    Maradona, Sigmund Freud,
    Ángel Cristo o Frank Sinatra.
    ¿Y no he de ponerme yo
    que nunca busqué la fama?

    En mis sueños imagino
    toda la coca en mi napia,
    todo el caballo en mis venas,
    todo speed en mi garganta...
    Pseudoefedrina con éxtasis,
    LSD y nuez moscada;
    Tranxilium con Metadona,
    Ketamina y Ayahuasca;
    Buprex con Optalidón,
    Barbitúricos, cazalla,
    Mezcalina, Rubifén,
    Trankimazines y horchata.
    Si quieres llegar a viejo
    sin achaques en el alma
    sigue esta dieta y tendrás
    una existencia más larga.

    ¡Ay!, Bustaid, que de vosotros
    mantengo memoria grata.
    Dexedrina, Minilip,
    Rino-Made, ¡qué nostalgia!
    ¡Cuánto sufro, Centraminas,
    de tanto echaros en falta!
    En mi tormento, os añoro
    como el sediento a las aguas,
    como al beso el corazón
    que ha perdido a quien amaba.
    Aún recuerdo aquella noche
    que ingerí la última plancha
    y sin remedio a mis ojos
    acuden tristes las lágrimas.
    ¡Quién pudiese conseguir
    cada día un par de cajas
    y con la boca pastosa
    repetir la mismas charlas!

    Cocaína esplendorosa,
    que corres por toda España,
    desde Santurce a Bilbao,
    desde Móstoles a Málaga,
    ¡cuán hermosa sutileza
    esconde tu piel de nácar!
    ¡Cuán delicado es el brillo
    de tu luz eterna y blanca!

    ¡Vengan a mí los melones
    de farlopa colombiana
    con su sello, su envoltorio
    y sus brillantes escamas!
    ¡Vengan a mí los paquetes
    que se pierden en Barajas,
    llenos de “alita de mosca”
    o de “marlita dorada”!
    ¡Venid a mí, papelinas
    de cocaína preñadas
    que ya me ocuparé yo
    de haceros una cesárea!

    Que no hay gramo que me dure
    de esta noche hasta mañana,
    ni mañana que termine
    sin que alguno que otro caiga.
    Si me duermo, me despierto
    esnifándome las sábanas
    que ya ni dormido paro
    y me chuto hasta la caspa...

    De las drogas son las duras
    mucho mejor que las blandas;
    deja los porros y fuma
    base de coca en la plata.
    Sólo tienes que mezclar
    con amoniaco la farla,
    calentarlo con esmero
    y rascar bien la cuchara;
    ya verás cómo la gota
    te seduce con su magia.
    ¡Ay! mi gota qué bien sube.
    ¡Ay! mi gota qué bien baja.
    La deslizo suavemente
    sin que jamás se me caiga
    y aspiro con el turulo
    su embriagadora fragancia.

    Hace más de cuatro lustros
    que las drogas me acompañan
    y a pesar de los pesares
    pesados en una báscula,
    aquí sigo manteniendo
    mens sana in corpore sana.

    Mientras mis nervios resistan
    y tenga la mente clara
    no dejaré de ponerme
    hasta el día en que me vaya
    con Caronte hacia el Estigio
    de negras y gélidas aguas.
    Escuchadme, compañeros,
    cuando me monte en su barca
    os ruego que cinceléis
    este epitafio en mi lápida:
    “No le lloréis y dejad
    en su tumba un par de rayas
    que dicen que en el Infierno
    las venden bastante caras"
    (Si, bien, es cierto que a mí
    ya ni el Diablo me tanga,
    y lo mismo hasta le vendo
    unos gramos de jujana).

    En fin, que siendo lo breve
    dos veces bueno y no cansa,
    le comunico al lector
    que el "Elogio a la sustancia"
    se termina, pues me voy
    a ponerme hasta las zancas.


    FIN

  2. Los siguientes 9 Usuarios dan las gracias a Bencedrino por este Post:

    Bubba90 (27/11/2016), Don Gato (29/11/2016), HuanoMari (23/06/2017), Joan_BCN (10/12/2016), Mobydick7 (27/11/2016), orlegi (24/06/2017), vict_84 (24/06/2017), VIGENTE (24/06/2017), Vitriol (26/11/2016)

  3. #2
    Fecha de Ingreso
    18 Apr, 15
    Mensajes
    422
    Gracias
    401
    592 gracias recibidas en 259 Posts
    Mencionado
    18 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    203 Mensaje(s)

    Re: Poema satírico: Elogio de la Sustancia

    Hacía tiempo que no me reía tanto con algo. Madre mía.

  4. Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Vitriol por este Post:

    Bencedrino (09/12/2016), HuanoMari (23/06/2017)

  5. #3
    Fecha de Ingreso
    15 Dec, 15
    Mensajes
    238
    Gracias
    415
    489 gracias recibidas en 189 Posts
    Mencionado
    5 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    126 Mensaje(s)

    Re: Poema satírico: Elogio de la Sustancia

    Buenisimo!

  6. Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Bubba90 por este Post:

    Bencedrino (09/12/2016), HuanoMari (23/06/2017)

  7. #4
    Fecha de Ingreso
    29 Jul, 08
    Ubicación
    De Valderas
    Mensajes
    4
    Gracias
    10
    17 gracias recibidas en 4 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: Poema satírico: Elogio de la Sustancia

    Gracias, colegas. La verdad es que de vez en cuando lo vuelvo a leer y me parto de risa.
    Nunca lo había publicado y ahora me alegro de haberlo hecho por saber que habéis pasado un buen rato.
    Saludos.

  8. Los siguientes 2 Usuarios dan las gracias a Bencedrino por este Post:

    HuanoMari (23/06/2017), VIGENTE (24/06/2017)

  9. #5
    Fecha de Ingreso
    24 Jul, 08
    Mensajes
    420
    Gracias
    359
    486 gracias recibidas en 164 Posts
    Mencionado
    1 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    34 Mensaje(s)

    Re: Poema satírico: Elogio de la Sustancia

    Jajaja!
    Buenísimo, de verdad. Me has alegrado la noche de insomnio Me encanta.

  10. El siguiente Usuario da las gracias a HuanoMari por este Post:

    Bencedrino (17/07/2017)

  11. #6
    Fecha de Ingreso
    07 Jan, 06
    Ubicación
    Sierra SuperPija de Madriz Guadarrama .
    Mensajes
    1,138
    Gracias
    1,034
    1,133 gracias recibidas en 288 Posts
    Mencionado
    3 Mensaje(s)
    Etiquetado
    13 Tema(s)
    Citado
    1 Mensaje(s)

    Thumbs up Re: Poema satírico: Elogio de la Sustancia

    Si lo has parido tu solo, mi mas sincera enhorabuena por el conocimiento tan preciso de la jerga "politoxicomaniaca".
    En cualquier caso, desde mi senectud de viejo yonky inmortal y resistente seria incapaz de bajar un detector de inspiraciones intensas.
    Salud y reitero mi enhorabuena por la ponderación desmesurada del descojonante Elogio de las Substancias que nos enamoran.
    Fumar marihuana es ser chinito, músico, insolente, desapegado, mulato, emocionado, galán, aventurero, ingenioso, prudente, enamoroso, indolente, capaz, maricón, sorpresivo, curioso, olvidadizo, gentil, ocurrente...
    AMIGO Y COMPAÑERO FREAKY...

  12. El siguiente Usuario da las gracias a VIGENTE por este Post:

    Bencedrino (17/07/2017)

  13. #7
    Fecha de Ingreso
    28 Jan, 06
    Mensajes
    2,358
    Gracias
    1,380
    1,275 gracias recibidas en 402 Posts
    Mencionado
    13 Mensaje(s)
    Etiquetado
    13 Tema(s)
    Citado
    7 Mensaje(s)

    Re: Poema satírico: Elogio de la Sustancia

    Gracias compa por las risas...me kito el sombrero

    Pd. Gran libro el Vademecum
    inoiz belaunikaturik bizi
    eta erortzen ba zara...beti jaiki

  14. El siguiente Usuario da las gracias a orlegi por este Post:

    Bencedrino (17/07/2017)

+ Responder Tema

Usuarios Etiquetados

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes