+ Responder Tema
Resultados 1 al 9 de 9

Tema: Troll asesino: Versión completa

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    02 Dec, 04
    Ubicación
    No consigo acordarme
    Mensajes
    100
    Gracias
    0
    Agradecido 1 Vez en 1 Post
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Joker Troll asesino: Versión completa

    EL TROLL ASESINO
    Un caso de la sargento Eva Suárez

    Capítulo 1

    -1-

    Una calurosa mañana de lunes de julio, mientras el inspector Secades del Departamento de Delitos Digitales ?DDD- curioseaba las tripas de un famoso site de escorts de alto standing, asombrándose de las tarifas de los servicios, recibió una llamada de su colega de homicidios el inspector Lucas Rosado.
    -Lucas, un momento. No cuelgues. ?una a una el inspector Secades cerró todas las ventanas de exclusivescorts.net hasta que en su pantalla sólo se visualizó el logotipo del DDD.
    -Déjame que guarde unos archivos. Ya está. Dime.
    -Tenemos un problema. Uno de los gordos.
    -¡No me jodas Lucas! Sabes que estamos casi sin personal y hasta el culo de casos.
    -mintió Secades-
    -Dos muertos y tres desaparecidos en las últimas 48 horas. ¿Necesitas que te cuente más para que vengas cagando leches?
    Apenas media más tarde, el inspector Secades acompañado por la sargento Eva Suárez llegaba al número 21 de la c/ Montero. En el primer piso, el forense Ramírez examinaba el cuerpo sin vida de un joven que yacía volcado sobre el teclado. La sangre salpicaba el monitor, pero no lo suficiente como para impedir que en la pantalla brillaran los tonos verdes de las letras en movimiento. Una y otra vez aparecía en el marco superior de la ventana el mismo texto: CannabisCafe.Net, el foro cannábico en castellano.
    En el otro lado de la habitación, Lucas discutía con alguien a quien Secades no pudo distinguir claramente pero que le pareció era el nuevo ayudante del juez. Un joven recién salido de la academia de opositores que continuamente chocaba con los hábitos y costumbres del cincuentón inspector Rosado. Aguardaron discretamente hasta que fueron divisados por Lucas, quien haciendo una señal les invitó a acercarse. Con una amplia sonrisa y un rápido encogimiento de barriga saludó a la sargento Suárez a la vez que fue desplazándose de forma que ella quedara situada a su lado, entre el ayudante del juez y su compañero de promoción Secades.
    Esa misma tarde, en el nuevo y flamante edificio del DDD, el inspector Secades y Eva informaron a la plana mayor del departamento sobre los pormenores del caso que conmocionaría a la comunidad informática. Cinco usuarios del cannabiscafe habían desaparecido o muerto en violentas circunstancias desde la noche del viernes a la del domingo. Dos fiambres y tres posibles víctimas más con un denominador común. Todos ellos, en sus ordenadores, tenían entre sus favoritos la url del CC. Y no sólo eso. Los asesinados y desaparecidos habían mantenido agrias y fuertes discusiones con un visitante del foro que se identifica con un revelador nick: ?Troll_Asesino?

    -2-

    El lunes por la noche, la sargento Eva Suárez no solo no lograba conciliar el sueño sino que no cesaba de revolverse inquieta por lo que estaba dejando las sábanas empapadas. Y no era el calor lo que hacía sudar a Eva. El aire acondicionado mantenía la temperatura a 20 grados, quince por debajo de la que marcaba el termómetro / reloj a pocos metros del portal de su casa. Esa noche Eva se debatía entre admitir su alter ego internauta ante el inspector Secades, confensando ser una veterana usuaria del cannabiscafe.net, lo que implicaba reconocer su condición de fumadora de marihuana y con ello incluso provocar su expulsión del cuerpo; ... o seguir el plan B, aprovechando su privilegiada posición como investigadora para eliminar cualquier huella en los registros de visitas de los servidores donde se aloja el foro.
    El dilema de Eva era un problema ético. Sabía que si decidía eliminar cualquier registro en el que apareciera una IP usada por ella, sería imposible relacionarla con el foro donde se habían producido dos asesinatos y tres desapariciones. Su habilidad como hacker era lo que le había abierto las puertas en el DDI. Lo que le frenaba a hacerlo, era saber que escondiendo su afiliación a la comunidad cannábica desaprovecharía una excelente oportunidad para resolver con éxito la investigación. Confesando a Secades estar detrás de uno de los nicks del CC podrían aprovechar tal condición para acercarse a los demás usuarios del foro sin levantar las sospechas y recelos que sin duda tendrán cuando su interlocutor sea un miembro de las fuerzas de seguridad. Eso, claro, suponiendo que el inspector no decidiera apartarla inmediatamente del caso o incluso exigirle su dimisión para no tener que directamente expulsarla de la policía. Aunque Eva sabía a ciencia cierta que muchos de sus compañeros utilizaban no sólo el cannabis sino otras muchas sustancias en su vida privada sin que eso les causara ningún problema, reconocerlo ante sus superiores podría suponer, en el mejor de los casos, que la apartaran del servicio hasta que los psicólogos de la policía consideraran que ya había abandonado su adicción y estaba apta para continuar su trabajo.
    Por enésima vez, a las cinco de la mañana se levantó de la cama y se acercó al silencioso portátil que reposaba sobre una silla. Levantó la tapa, movió el ratón para despejar el salvapantallas y pinchó en el icono ?actualizar? del navegador. Inmediatamente aparecieron los últimos mensajes recibidos en el CC, y como ya esperaba -Secades se había encargado de mantener a la prensa alejada del asunto- ninguno de ellos hacía mención a los asesinatos y desapariciones del fin de semana .
    Cerró el portátil, lo dejó sobre la mesa y se dirigió al baño. Mientras intentaba relajarse tomando un baño -renunciando a intentar dormir y a la espera de que amaneciera-, tomó su decisión. Mucho más tranquila, se secó, se roció las axilas con sendos plis plas de desodorante y abrió el armario para elegir el atuendo de lo que sin duda sería una larga y dura jornada.

    -3-

    -¿Algún compañero en el DDI conoce sus relaciones con el movimiento cannábico? ?Sentada frente a Secades en su despacho, Eva acababa de confesarle que bajo un nick llevaba varios años visitando el foro de su hobby favorito, la marihuana, y miraba a su superior con un inexpresivo rostro a la espera de la reacción -
    -No señor. ?La expresión de la sargento se relajó al comprobar que Secades no había sufrido uno de sus famosos ataques de ira en los que se le ponía la cara de color rojo ardiente y gritaba como si una langosta le estuviera apretando los testículos.
    -¿Está usted segura, sargento? ?La mirada inquisidora de Secades, la misma que llevaba arrancadas cientos de confesiones en su larga trayectoria profesional, atravesó a Eva.
    -Completamente inspector. No le niego que puedan sospechar que fumo algún porro, pero le aseguro que nadie sabe absolutamente nada de lo que hago cuando estoy sola en casa conectada a internet. ?Al parecer satisfecho con la respuesta, Secades acomodó la espalda en el respaldo de la silla, sacó un cigarrillo de la cajetilla y tras encenderlo expulsó el humo a la vez que miraba la sargento con cara de perdona vidas.-
    -Pues le diré lo que vamos a hacer. Dadas las especiales circunstancias y la gravedad del caso, dejaremos todo lo que me ha contado como una conversación privada. Utilizará sus contactos y conocimiento del foro para ayudarnos en la investigación. A sus compañeros del departamento les diremos que su nick es una coartada que ha preparado para poder hacer preguntas sin levantar las sospechas. En el momento que se hagan públicos los asesinatos, la mayoría de los usuarios del foro desaparecerán y con ellos nuestra única vía de investigación abierta para detener a los culpables. Tenemos muy poco tiempo.
    -Me parece una gran idea, inspector.
    -Pero no se crea que con esto me olvidaré del tema. Cuando termine el caso volveremos a tener una conversación privada usted y yo. Ahora no podemos perder ni un minuto con sus extrañas amistades. Manténgame informado de la marcha de la investigación .

    Los dos cadáveres fueron identificados como Pablo Suárez Méndez y Juan Villanueva Fernández, ambos residentes en Madrid y habituales participantes del foro tras los nicks de Plantopino y Hashman. El primero en aparecer fue Plantopino, degollado en el interior de su coche la noche del viernes. Un taxista se acercó intrigado al ver el vehículo parado en un rotonda de la M40 y en cuanto vio a Pablo con el cuello rebanado inmediatamente avisó a la policía. En un principio no se relacionó el asesinato con la actividad cannábica de la víctima, pese a portar en su cartera el carnet de miembro de la AICC, asociación que sostiene el foro. La tarde del domingo, al recibir una llamada de la hermana de Hashman comunicando que el susodicho no había acudido a una comida familiar ni daba señales de vida, dos agentes acudieron y tras forzar la puerta se encontraron con el cadáver de Juan tirado sobre la mesa del ordenador. Su cuello delataba que el autor de la barbarie era el mismo que había terminado con la vida de Plantopino.
    Antes de solicitar la ayuda del DDI, los informáticos de homicidios ya habían detectado la violenta trifulca escrita que los dos fumetas asesinados habían mantenido con Troll Asesino. En esa misma discusión habían intervenido otros tres socios del foro. Ante la sospecha de que corrieran la misma suerte, rápidamente intentaron localizarlos para ponerles sobre aviso pero ninguno fue encontrado. Los tres habían desaparecido de sus domicilios sin dejar señal ni aviso alguno.
    Bajo la dirección del inspector Rosado de homicidios, Eva y sus compañeros del DDI se encargaron de reconocer e identificar las IP´s bajo las que el nick Troll Asesino había entrado en el foro cannábico. Tal y como sospechaban, todas correspondían a remotos servidores desde los que el autor de los mensajes del Troll Asesino ocultaba el origen de sus envíos. Pero el autor de los crímenes no era ningún japonés ni venezolano como parecían indicar sus señales y registros de acceso. El asesino estaba muy cerca de Madrid. Eva sospechaba que el asesino conocía físicamente a las víctimas. Les habría conocido en alguna de las Parades que se organizaban en el foro, como la última celebrada en Toledo hace escasas semanas.

    -4-

    Martes, 7 de junio de 2005. Edificio del DDI. Pozuelo de Alcorcón, Madrid.

    Eva Suárez -o lapepa, como era conocida en el cannabis café-, al poco rato de salir del despacho del inspector Secades, justo cuando se preparaba para redactar la solicitud de un mandamiento judicial con el que poder intervenir tanto los servidores del foro CC como los proveedores de acceso de sus usuarios, había recibido la llamada: un cadáver, otro asesinato y la dirección.
    Arrancó el coche y enfiló la autovía en dirección a la urbanización de Los Morales. El nuevo y jovencísimo ayudante del juez de guardia que la esperaba en la entrada del chalet grande y caro, le estrecho la mano e intentó advertirla.
    -Prepárese, sargento.
    -¿Para qué?
    ?había preguntado ella-
    La respuesta se hizo evidente cuando Eva llegó al salón minimalista donde les esperaban el forense, el inspector Rosado y dos policías de uniforme. En medio de la estancia, un cuerpo decapitado había derramado tal cantidad de sangre que ésta se había esparcido sobre la madera japonesa del suelo formando un arco que parecía un grotesco y enorme perfil para la inexistente cabeza. Sin poder controlar las nauseas, Eva corrió hacia lo que le pareció sería la puerta de un baño y vomitó los restos del desayuno. Al regresar, el ayudante del juez le ofreció un vaso de agua mientras que Eva atisbó un guiño de burla que se intercambiaban Rosado y uno de los agentes. Salió al jardín durante unos instantes para inspirar y expirar hasta armarse de valor y volver a contemplar el cuerpo sin cabeza de Itsu, uno de los tres foreros que habían mantenido explosivas broncas con Troll asesino y estaban desaparecidos.
    -La cabeza aún no ha aparecido ?le espetó Rosado a la pobre Eva de sopetón- así que tenga cuidado donde se sienta no vaya a ensuciarse el bonito vestido.
    Las carcajadas de los agentes y el forense retronaron en la cabeza de Eva que en milésimas de segundo se transformó en una fiera furiosa. Con dos pasos largos y firmes encaró al inspector y le lanzó un sonoro bofetón.
    -Perdone inspector, pero mi abogado me ha dicho que cada vez que me sienta acosada manifieste de forma clara y patente al acosador mi negativa a participar en el juego. Para que luego no puedan alegar que el interés personal era mutuo. Y Vd. se estaba fijando demasiado en mi vestido.
    Dándose la vuelta con un giro flamenco, Eva se dirigió hacia el ordenador que había en una esquina de la estancia ante la asombrada mirada de los ahora enmudecidos agentes, forense y de un Rosado que se palpaba la sonrosada mejilla sin poder creer que le acababan de soltar un pedazo de sopapo.

    -5-

    A las dos menos diez, cuando el último de los compañeros del DDD salió para almorzar, Eva, cuyo estómago atenazado por los nervios era incapaz de ni siquiera plantearse digerir algún alimento, aprovechó que durante una hora estaría sola y buscó entre el contenido del bolso lo necesario para su particular medicina: el grinder, la cajetilla de Camel, una bolsa con tres o cuatro cogollos y la cartera donde llevaba el papel de liar y cartón para filtros. Asomada en la ventana utilizó el alfeizar como base para apoyar el grinder, cargarlo con un cogollo y espolvorear unas briznas de tabaco girando un cigarrillo. Le puso la tapa de nuevo y tres o cuatro vueltas fueron suficientes para devolverle a Eva cuando lo abrió una olorosa y homogénea mezcla lista para depositar sobre el papel, colocar el filtro y tras lamer levemente la parte que lleva pegamento convertirse en un buen canuto con el que relajarse y aflojar la tensión.
    Expulsando suavemente el humo hacia el tórrido paisaje que divisaba, comprendió que el caso estaba desbordando su capacidad de control. Ni Rosado ni Ramírez sabían la carga personal que para ella tenía la investigación. Si supieran que ella había conocido al hombre al que habían decapitado hacía muchos años y que guardaba con él una estrecha relación de amistad, seguro que no hubieran bromeado como lo hicieron. Ese mismo grinder que de nuevo guardaba discretamente en el bolso, se lo había regalado el pobre Itsu hace unos años en Ruesta y ella lo conservaba desde entonces como uno de sus bienes más queridos... Pero ahora el bofetón ya estaba dado y sólo podía esperar a que Rosado informara a su amigo Secades del incidente. Una razón más para no perder ni un solo minuto en afrontar la investigación y detener al psicópata, puesto que la suma de malos rollos en torno a su persona podrían provocar en cualquier momento el arrebato de su jefe Secades y su expulsión del cuerpo.
    Algo menos tensa, se sentó en el despacho y fue anotando todo lo que sabía sobre el Troll asesino en un intento de ordenar los datos para desmarallarlos y que le indicaran alguna pista relevante. De las discusiones que permanecían en el cannabiscafe.net ?muchas otras habían sido eliminadas por los moderadores y llevaría algo de tiempo recuperarlas-, con alusiones a características físicas y personales de los participantes, quedaba claro que el Troll asesino había conocido a las víctimas en la VI Parade. Sin embargo, otros datos y hechos mencionados en sus violentos intercambios de palabras dejaban a la vista que Troll, aunque su nick sólo aparece desde finales del 2004, ya había sido usuario del foro desde su inicio hace un lustro. Se conectaba con otro nick., lo que le dejaba unos trescientos sospechosos ?ese era el número de usuarios en las fechas de los hechos que se aluden-, pero que se reducían a sólo el diez por ciento al descartar a los que no residían en el radio de Madrid.
    La labor de Eva, o mejor dicho de lapepa, sería averiguar quién, entre los apenas treinta foreros que vivían en Madrid y alrededores a comienzos de siglo, era el peligroso psicópata que estaba eliminando a los foreros. Alguno de los nicks que por entonces visitaban el foro, lo hacía antes de que una enfermedad mental o similar le convirtiera en el monstruoso Troll asesino. Con su viejo nick no habría tomado tantas precauciones para esconder su IP y seguro que Eva podría dar con su paradero.
    Seguía anotando cuando en su móvil apareció el número del forense Ramírez. Miró el display dudando entre pulsar la tecla verde o la roja, pero pensando que la llamada bien podría ser para informarle sobre los resultados de las primeras autopsias contuvo las ganas de rechazar a ese cerdo machista y contestó con un frío ?Diga?
    -Buenos días sargento ?el tono de Ramírez sonada entre precavido y burocrático-
    -Buenos lo serán para usted. ¿Han terminado alguna autopsia? ?en cambio el de Eva era claramente agresivo-
    -Las tres. Defunción por incisión mortal en el cuello en los dos primeros, realizada con un objeto de metal duro y afilado. Más afilado que un cuchillo jamonero. Juraría que estamos hablando de un arma de las utilizadas por los cuerpos de acciones especiales. El caso de los Morales es aún más claro. La amputación se realizó con una hoja capaz de dejar un corte limpio similar al de un bisturí de cirujano. Un filo como sólo tienen los materiales utilizados en los machetes fabricados para las fuerzas de elite de los ejércitos occidentales. La forma de los cortes indican que buscamos a un hombre de más de metro ochenta, fuerte y me atrevería a apostar que forma o ha formado parte de algún ejército o cuerpo de acción policial.
    -¿Algo más?
    ?a Eva le costaba valorar el claro significado de la llamada a la sagrada hora de comer con la que Ramírez intentaba disculparse por su comportamiento esa mañana riéndole las gracias al inspector Rosado.-.-
    -Por el momento nada destacable. Seguimos pendientes de algún resultado pero sin importancia. Pensé que le gustaría saber cuanto antes lo que hemos descubierto.
    -Gracias Ramírez. Avíseme cuando tenga el informe definitivo.
    ?Por el tono de Eva, ya mucho más suave, Ramírez supo que ella olvidaría el tema y que ya no corría el riesgo de recibir una galleta cuando se volvieran a encontrar-Aunque apenas había pegado ojo la noche del lunes, Eva decidió permanecer en el centro del DDD trabajando cuando todos los demás, menos los agentes de guardia, ya se habían retirado a sus domicilios. Pensaba que la pena y la angustia no le permitirían conciliar el sueño, y de hacerlo sólo tendría pesadillas con sus amigos monstruosamente asesinados por un chiflado tipo Terminator. Para sobrellevar el cansancio acumulado, había recurrido a la generosidad de su colega y amigo de narcóticos Carlos. Aunque Eva había sido consumidora convulsiva de cocaína años ha, en su época de pirata informática salvaje, hacía tiempo que con muy buen criterio se mantenía lejos de la nieve salvo para esquiar, pero la situación extrema requería medidas radicales y llenar el depósito con el más eficaz combustible era una de ellas. Tuvo que hacer unas cuantas lonchas para concentrarse en la pantalla.
    El Troll asesino no sólo había puesto fin a la vida de varias personas. También había matado un poco del alma de Eva. Le dolía, y mucho, la desaparición física de su amigo Itsu y también las de Hashman y Planto y el resto aunque a ellos no les conociera tanto. Pero al fin y al cabo, las desapariciones de amigos y conocidos es algo bastante frecuente a lo que Eva está acostumbrada tras muchos años de relacionarse por internet. Lo que le dolía, a la muy egoísta, era que tras los crímenes el foro cannábico posiblemente desaparecería con sus usuarios espantados ante la llegada masiva de controles e interrogatorios. Y con él desaparecería un espacio muy querido por lapepa, en el que pasaba muchas horas de diversión y sobre todo de comunicación con un numeroso grupo de gente. Ya no podría poner sus poemas mañaneros dedicados a la yerba y al sol. Ni tendría donde descargar sus iras y rabias como cuando lo hacía flameando como loca contra el ilustre veterano forero -que pese a no vivir en Madrid será investigado-, zulú.
    Embutida entre sus recuerdos y sentimientos, Eva picó otra lonchita más, y de nuevo se concentró en la captura de todos los datos sobre la vida y milagros de los treinta sospechosos. A medida que transcurrían las horas la lista iba reduciéndose, y cuando los rayos de sol apagaban los sensores de la luz del edificio, ya sólo incluía cinco nombres. Cinco posibles identidades para el psicópata del CC. Cinco candidatos a los que Eva interrogaría ese mismo día presentándose como su compañera del foro, lapepa.

    Secondo capítulo



    -1-


    Introducción al resumen previo al chapter two:

    [Los que no hayan tenido ocasión de leer el chap one de este relato veraniego verdirojo, podrán hincar el diente al number two simplemente prestando atención al contenido de este resumen. Los que sí que han disfrutado con las aventuras de Eva en el primer episodio, tampoco han de librarse de la lectura de la introducción al number duos, ya que en ella se presentan hechos y personajes de los que hasta ahora no habíamos tenido noticia alguna.]

    Resumen propiamente dicho pre-segundo chapter:

    [Eva,... joder la Eva. También tiene mala pata. Mira que no hay por ahí personajes policíacos. A patadas, los hay, oye. Y todos, cuando avanza el caso, van acercándose a la solución de la trama. Pueden tardar poco o mucho, pero siempre acaban descubriendo esa vía de investigación que resulta ser la acertada. En cambio la pobre Eva, alias lapepa, es que no se entera. Normal. La chorba lleva dos días de nervios, tensión y coca, demasiada coca. Y así no se puede. Se obceca la tía en seguir los impulsos de las coke decisions y así le va como le va. La muy zorola se ha empeñado en que el asesino de los foreros es alguien que vivía no muy lejos de Madrid en el año dos mil, alto, fuerte y con formación militar. Perdiendo el tiempo como una idiota se pasó toda la noche eliminando candidatos incompatibles con esas características. Tenía 300 sospechosos, y creyéndose muy astuta redujo la lista a los 30 que se conectaban desde Madrid o cercanías. Menuda mierda de madero que está hecha lapepa.
    Lo último que supimos de nuestra torpe heroína, es que estaba dispuesta a someter a un primer grado a los cinco sospechosos entre los que según ella podría estar el Troll asesino, el terror del CC. Efectivamente, Eva interrogó ese día a los madrileños altos y fuertes que habían cumplido el servicio militar, uno de ellos en las COES. Pero nada. Mi gozo en un pozo, como hubiera dicho uno que yo me sé cuando su teclado sólo escupía zetas y más zetas. Ninguno de los cinco podía materialmente ser el autor de los asesinatos.
    El que más puntos tenía según Eva para ser el Troll asesino, de nick Terremoto, llevaba desaparecido unos cuantos años habiendo sido uno de los habituales del foro en sus comienzos. Este era el que tras ser detectado vía IP y posteriormente exhaustivamente investigado resultó haber estado en las COES. Pero cuando Eva, acompañada por una docena de agentes especiales camuflados dio con él, descubrió que el antiguo Terremoto se había casado hacía tres años con una sobrina de Aznar, estaba afiliado al PP y el fin de semana en el que se cometieron los asesinatos se encontraba en Singapur como miembro de la comisión para la presentación de la fallida candidatura de Madrid 2012. Otro de los sospechosos llevaba dos años encerrado en la prisión de Alcalá Meco acusado de trafico de estupefacientes a gran escala. El tercer posible Troll también tenía una coartada irrefutable: cientos de testigos afirman haberle visto bailando sin parar como una loca en la carroza donde estuvo subido casi todo el fin de semana celebrando el orgullo gay. Y el último, tampoco pudo cometer los crímenes puesto que en el momento de los hechos estaba ingresado en un centro de rehabilitación para toxicómanos de la provincia de Palencia.
    Así pues, el autor tendrá que darle un giro a la trama y presentarnos al malo de la película, porque como esperemos a que lapepa espabile y se entere de la fiesta llegarán las navidades y el pérfido Troll se comerá el turrón en libertad. En el secondo chapter conoceremos quién es el malo y porqué es tan malo. Un terrorista islámico, el tráfico de drogas y la lucha entre civilizaciones, entre otros motivos, llevarán a la locura al malo, y ya de paso le pondremos alguna pista facilona a Eva delante de las narices a ver si entre tirito y tirito cae de la burra.]

    -2-

    Hace 35 años, en un lugar de Marruecos de cuyo nombre no consigo acordarme, nació en el seno de una familia jassa Mohamed Akelay de la Varga. En los tiempos del Al-Aldanlus, la jassa era la clase social más elevada y estaba formada por grandes propietarios árabes y terratenientes muladíes. Con el tiempo constituyen en el reino alauíta una nobleza en de sangre privilegiada que alimenta los altos cargos de la administración.
    Moha, hijo, nieto, bisnieto y requetenieto de respetables miembros de la sociedad en Tetúan, que por fin recuerdo así se llamaba el lugar del que era oriundo ?es que estos petas...-, creció en un palecete ubicado en el corazón de la medina, o del zoco, que tampoco me acuerdo muy bien dónde estaba la morada de los Akelay. Su madre, Teresa de la Varga, era una madrileña hija de un militar de alta graduación que vivía con su familia en las antiguas colonias cuando conoció al padre de Mohamed, con el que se casó como primera y única esposa.
    El séptimo de diez hermanos, Moha heredó de su padre la forma algo ovalada de la cabeza -muy pronunciada en los genes Akelay- y el color moreno de la piel y pelo, mientras que su madre le puso los ojos verdes y la elevada estatura de los de la Varga. Pasó la infancia jugando en el jardín del patio central del palacio, subiéndose a las higueras y escapando con sus hermanos para perderse entre las callejuelas del laberíntico zoco -eso, en el zoco estaba el palacete-.
    A los siete años, su madre le matriculó en el colegio español de Tetuán y a los doce, al igual que sus otros cuatro hermanos varones, cruzó el charco para estudiar el BUP interno en un colegio de Córdoba. Desde pequeño destacó por su inteligencia y facilidad de aprendizaje, lo que unido a su carácter amable y jovial hacían de él un joven muy popular entre sus compañeros. Era el único árabe en su clase, pero eso nunca le causó ningún problema puesto que ni el perfecto español que hablaba ni el aspecto occidental que le imprimían los ojos claros y la fuerte complexión apuntaban su origen magrebí.
    Tras el COU se trasladó a Salamanca para seguir los pasos de sus hermanos y hacer una carrera con la que luego instalarse y triunfar profesionalmente en Marruecos. Pero Moha, a diferencia de sus hermanos, tenía otros planes. Desde pequeño se sintió atraído por el modo de vida occidental y aunque adoraba a su familia y sabía que tendría una vida fácil y cómoda en Tetuán no estaba dispuesto a volver a casa para casarse con una mora rica y llenar el palacete de pequeños. Él quería vivir como lo que se sentía, un español, y en su tierra eso no sería posible. Así que pese a ser con mucho el más listo de los Akaley, curiosamente se le complicaron enormemente los estudios y cuando hasta su hermano Ahmed tres años menor que él ya había abierto su consulta de dentista en Tetuán, Moha aún se matriculaba en tercero de farmacia.
    Así vivía Moha, como un marqués. Volvía a casa en las vacaciones universitarias, y aprovechando los viajes de vuelta en compañía de su hermano mayor ?un alto diplomático destinado en Madrid que también volvía a Tetuán en vacaciones- incluía entre sus maletas con distintivo de valija diplomático un par de kilos del mejor polen del Rif. Sin problemas económicos, disfrutaba de la vida. Extrovertido y alegre, gracias a su atractivo aspecto físico se convirtió en un caramelo para las féminas, y los pubs y discotecas de Salamanca saben bien de sus juergas y alocada vida. Enamorado del polen, comenzó a frecuentar el cannabiscafe desde su inicio. Allí conoció a muchos otros amantes del cannabis con los que compartía experiencias y vivencias bajo el nick de Beduino.
    Pero su tranquila y feliz existencia explotó un jueves de marzo a la vez que diez mochilas colocadas por un comando, en el que estaba un cuñado de Moha, segaban la vida de casi 200 inocentes en la capital de España.

    -3-

    No es necesario tener mucha imaginación para hacerse una idea de lo complicada que se te puede volver la existencia si tu cuñado resulta ser uno de los suicidas de Leganés. Tras los terribles sucesos, la vida de Mohamed se convirtió en un infierno. Detenido, incomunicado, puesto en libertad ante la absoluta evidencia de ningún cargo ni prueba ni siquiera circunstancial, vuelto a detener no se sabe muy bien porqué, de nuevo en libertad, vigilado, acosado, acorralado por los servicios secretos de medio mundo, el pobre Mohamed tuvo que abandonar España y trasladarse a Tetuán.
    Hasta el 11M, los lazos de Moha con Tetuán seguían siendo sólidos pero las visitas cada vez menos frecuentes. Antes nunca faltaba 15 días en Navidad, 12 en Semana Santa y dos meses del verano, pero poco a poco fueron reduciéndose unas y desapareciendo otras de forma que los últimos años apenas iba dos días en navidad y una semana en verano. Se encontró de repente, a sus treinta y cuatro años, en un Tetuan que ni reconocía ni sentía como propio. Sus amigos de la infancia le parecían extraterrestres, y la ciudad no era la misma. Aunque antes había la misma o más pobreza que ahora, sus recuerdos de Tetuán y de sus habitantes no estaban empapados con esa frustración ni esa sensación de ser el patito feo del charco. Antes, estaban orgullosos de ser norteños rifeños respetados en todo el Magreb. Ahora, en cambio, con camisetas del barça o del valencia los pequeños teutís sólo sueñan con un sitio en la patera y recién llegados a la cultura occidental vía globalización miran con tristeza su propia tierra.
    Allí, en el viejo palacete familiar de la medina ?es que tenían dos- donde Moha vivía con sus padres y dos hermanas, aparecieron los primeros síntomas de la enfermedad que le llevaría a la locura. De repente se ponía a gritar diciendo que alguien le había pinchado mientras dormía para introducirle un microchip y mostraba lo que aparentaba ser resultado de una picadura de mosquito tetuaní. Hasta que una tarde, al regresar de tomar un te en el centro de la ciudad -en el café Manila-, le pareció que alguien seguía sus pasos. Se escondió en un portal y desde la sombra observó a un hombre de mediana edad con ropa occidental que se detenía como si esperara a alguien, que es exactamente lo que estaba haciendo en ese instante Mustafá Meandao, esperando a su hija para acompañarla a casa desde la salida del trabajo en una joyería propiedad de su suegro. Tal y como están las cosas en los países árabes, los que no sólo se atreven a ir con la corbata puesta sino que permiten que sus mujeres trabajen tienen que andar con píes de plomo. Y ahí estaba Mustafá esperando a su hija cuando Moha se lanzó sobre él y arrebatando a un vendedor callejeo unos bongos de esos de tocar taca taca taca tum que tanto le gustan a Eva a punto estuvo de quitarle la vida machacándole la cabeza y costillas con el timbal. La calle estaba abarrotada y entre unos cuantos pudieron sujetarle a tiempo. Las influencias de su clan le libraron de un buen marrón por intento de homicidio, y arreglados los cargos con una elevada suma de dirhams Mohamed no tuvo que conocer también las cárceles de su país de origen.
    Desde entonces, finales del 2004, se refugió en las dependencias del palacio y sólo salía para recibir al criado que le traía la comida y demás suministros. Como Troll asesino volvió al cannabiscafé, y allí fue donde restallaron sus estallidos de loco. Algunos momentos ?cada vez menos- en los que recuperaba la cordura, suspiraba aliviado sabiendo que sus ataques violentos incontrolables sólo causaban víctimas virtuales. Pero su enfermedad iba a más y más, hasta que los momentos de lucidez desaparecieron completamente.
    Encerrado a cal y canto, mantuvo batallas tremendas contra varios foreros. Una de ellas, acaecida a finales de junio, encendió de tal forma la maquinaria de locura y destrucción escondida en la maltratada mente de Moha que con mirada perdida pero con orden y decisión informó a su familia que se iba a España a visitar a su abuela materna porque estaba en las últimas. Y efectivamente. Doña Maria Luisa languidecía en un hospital de Salamanca, pero no era allí a donde se dirigía Moha, sino a una casa de la familia de la Varga en la sierra donde tantas veces había estado antes de que le explotara la vida. Tantas como para saber que guardaban una llave bajo una estatua en el jardín y que el interior escondía la colección de su tío y comandante de las fuerzas de intervención especial, Gonzalo de la Varga. En su mente una lista de uno, dos, tres, cuatro, cinco y seis personas, cuatro varones y una mujer, a las que se había jurado matar por considerarlos parte del complot universal que le había jodido la existencia.


    -4-

    La noche del miércoles Eva logró dormir unas horas. Pocas, pero suficientes para levantarse cargada de renovadas energías naturales con las que afrontar la investigación. Una investigación con muy pocos avances tras el chasco de los cinco sospechosos equivocados en quienes había centrado sus esfuerzos. Llegó muy pronto al DDD donde se encontró con la desagradable sorpresa de tener que aparcar momentáneamente la investigación del Troll para ocuparse en descubrir al graciosillo que utilizando las identificaciones oficiales del govern catalá había enviado un falso mensaje de apoyo de Maragall para NY20012. Las presiones políticas sobre Secades cambiaron las prioridades y hasta que no les dio la dirección del autor, un tal kram, no pudo retomar el caso del CC.

    -Tenemos que empezar de nuevo con los trescientos. Puesto que no es ninguno de los que pensábamos, vamos a buscar ahora a los de la península y baleares que son unos doscientos setenta y ...
    Justo en ese momento en el que Eva explicaba a un técnico del DDD las acciones a seguir para atrapar al psicópata, el altavoz sobre su mesa ejecutó la señal de mensaje recibido. Automáticamente Eva había dirigido la mirada hacía la esquina de la pantalla y se quedó sin poder articular palabra cuando leyó en pequeñas letras el nombre del origen del mensaje: Troll asesino para lapepa.
    -¿Eva? ¿Te ocurre algo? ? el joven miraba hacia la pantalla pero sin advertir nada raro en ella-
    -¡Es él! ¡Joder, es él! ?Se lanzó sobre el ratón y tras un clic apareció el mensaje:

    From: trollasesino@cannabiscafe.net
    To: lapepa@cannabiscafe.net

    Hola pepa, qué tal estás. Te escribo este privado para contarte que voy a estar en Madrid un par de días, y aunque no nos conocemos mucho del foro desde que soy Troll me parece que bajo otro nick hace tiempo sí me conocías. Te llevarás una sorpresa viendo quien soy, y de paso podremos hacer una cata rica, rica. Si no te importa, mejor no vengas acompañada porque es que soy tan tímido y vergonzoso que si veo a alguien más seguro que me escapo y sería una pena no poder conocernos y darnos un abrazo entre viejos camaradas cannábicos. Aunque si sabes donde está tu amiga labrujilla, a ella sí que me gustaría verla también.

    ¿Os viene bien esta tarde a las ocho en la puerta del Angel del Retiro?

    Troll Asesino



    Capítulo 3



    -3.1-

    La simbólica puerta del retiro del Ángel caído, habitual punto de encuentro de la AICC en los grandes eventos cannábicos de la capi, presentaba un aspecto vacío a las ocho menos cuarto de la tarde del jueves -¿o era ya viernes? -. Salvo algunos niños jugando bajo la atenta mirada de sus madres y un puesto de venta de tabaco y papel de liar, aparentemente no había nadie más soportando los 35 grados que marcaba el termómetro urbano. Pero una atenta mirada podría detectar un discreto taxi parado a la sombra del kiosko de bebidas con dos figuras en su interior a un barrendero equipado con lo que parecen auriculares de un mp3 y a la pareja de enamorados que se hacen carantoñas en un banco a escasa distancia. Eso por no mencionar la media docena de vehículos que sin llegar a detenerse completamente circulan una y otra vez frente a la puerta del diablo.

    Cuando ya sólo restaban un par de minutos para la hora del encuentro, lapepa y la brujilla, maqueadas con sus galas más hippis para no levantar las sospechas del Troll llegaban al lugar de la cita. Para completar el camuflaje, la brujilla insistió no sólo en ir fumando un gran trócolo de yerba andaluza sino en picar varias lonchas para llegar bien drogadas y que no se notara la pluma madero de Eva y el pedazo operativo organizado. Nerviosas, con los dientes apretados y sin poder evitar vigilar continuamente a uno y otro lado temiendo la irrupción de un Suazwenager salvaje dispuesto a matarlas.

    Fue la brujilla la primera que le vio. Llegaba desde el interior del parque.

    -Flipa tía. Mira quien es... ?lapepa se quedó boquiabierta y pasmada cuando miró hacia donde señalaba su amiga. El canuto que estaba fumando aterrizó en el suelo sin que ni ella ni labrujilla se percataran, lo que nunca antes les había ocurrido ni de lejos-

    Su puta madre! ?la brujilla no se lo podía creer. Ante ella y Eva apareció, con un florido ramo de rosas en un brazo y una mochila de la que asomaban gordos cogollos en el otro ni más ni menos que durru, el presidente de la AICC y el último de quien sospecharían que estaba tras el nick asesino.

    En cuanto pasó por delante de la pareja que parecían estar metiéndose mano y dándose un entornillado y apasionado beso ?algo es algo ¿no?-, se abalanzaron sobre él. Durru trató de evitarlos, y sin duda pensando que era un sorpresivo control anti estupefacientes intentó bruscamente sacar las varas de cogollos para lanzarlas lejos, gesto que no fue así interpretado por los francotiradores apostados en el interior del falso taxi que como buenos profesionales dispararon sendos tiros desde sus rifles de última generación que atravesaron el pecho y la cabeza de durru.

    A lo lejos, fuera del alcance del dispositivo policial, una moto arrancó. Subido en ella, Moha esbozada una sonrisa de satisfacción. En su lista mental tachó a otro de sus objetivos.

    Un enjambre de ambulancias, coches y agentes de policía acordonaron inmediatamente el lugar de los hechos. Bajo la fría mirada del Ángel Caído, Eva y Secades ?labrujilla estaba con un ataque importante de los nervios siendo atendida en una de las ambulancias- procedieron a registrar el cuerpo sin vida de durru. Buscaban algún infernal cuchillo de aluminio gofrado pero lo que hallaron en uno de los bolsillos del pantalón fue un mensaje. Lo firmaba lapepa ?Moha evidentemente se las había arreglado para manipular el servidor de correo del CC- y en esencia se trataba de una declaración de deseo y de amor hacia el presidente de la asociación cannábica. Le decía que ya entendía que era eso de la erótica del poder. Que soñaba con pasar una noche de pasión con un presidente de algo. De lo que fuera. Hasta le ponía el Sr. Cuesta de Aquí no hay quién viva... Y con ese mensaje falso Moha logró engatusar a durru, que sin dudar un momento abandonó sus obligaciones presidenciales para saquear sus cultivos de guerrilla y llevarle a tan ardorosa moza el más bonito ramo del mundo.





    -3.2-


    Cuando Mohamed comenzó a conectarse al CC como Troll asesino, allá a finales del pasado 2004, estaba en plena fase paranoica. Creía que todos los servicios secretos le perseguían, por lo que se arregló para acceder al foro utilizando un buen número de servidores anónimos remotos intermedios. Al salir la conexión inicial desde las máquinas de moroc telecom, su proveedor de acceso en Tetuán, todos los intentos de lapepa para identificar el origen de tanto salto para enmascarar la IP inicial de Troll terminaban en una maraña casi infinita de hilos digitales imposibles de descifrar.
    Sin embargo, el mensaje enviado por Mohamed a lapepa citándola para la trampa del retiro contra durru, al tener la casa de la sierra de los de la Varga la conexión a la red desde el servidor de telefónica del que lapepa entraba y salía como Pedro por su casa desde que se puso en funcionamiento, no estaba tan camuflado como para esconderse de ella.
    En la sala principal de comunicaciones del DDD, Eva trabajaba para dar con la localización del mensaje de Troll. El atentado que se acababa de cometer en Londres reivindicado por un grupo islámico en internet, tenía a casi todos sus compañeros monitorizando las comunicaciones y movimientos digitales de los cientos de árabes sospechosos afincados en nuestro país, con el temor de que se reprodujeran los atentados en el resto de ciudades que la víspera en Singapur competían por ser sede olímpica.
    No tenía ayuda, pero máldita la falta que le hacía. Estaba acostumbrada a trabajar sola, y al mando de los potentes equipos del DDD capaces de chupar en segundos las toneladas de millones de bytes que forman el tráfico de información en internet. Con un complicado programa de matemática cuántica fue analizando una a una todas las entradas de datos realizadas desde España en el mismo instante en el que su ordenador recibió el mensaje. Desde la primera localización, rastreaba los inmensos paquetes de datos hasta dar con el que encajara perfectamente en el tiempo y espacio que el programa asignada para los enlaces. Muy complicado era lo que hacía Eva, y además el procedimiento es de alto secreto por lo que no puedo extenderme en detalles, pero lo que sí puede comentar es que el proceso le llevó bastantes horas.
    Y en ese tiempo, mientras que una docena de pantallas escupían sin parar imágenes de códigos y números, a lapepa le dio tiempo para reflexionar. En línea con su empanada como investigadora, aún no sospechaba que tras el Troll estaba su amigo el Beduino. Últimamente no sabía mucho de él y la relación era floja por no decir palabras feas, pero no le cuadraba que alguien tan querido y admirado como él fuera capaz de asesinar tan cruelmente a sus camaradas y amigos por muchas discrepancias que tuvieran.
    No se enteraba lapepa. Menos mal que había una cosa que sí que hacía muy bien. Era un crack en el rastreo de las comunicaciones. Y pronto la pantalla le mostraría con un parpadeo luminoso la localización del registro de la CTNE desde el que había salido el mensaje del Troll. En menos de tres segundos el programa de Eva cotejará la ubicación con los datos de la vida y milagros de todos los usuarios del foro además de los de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo. Comprobará que corresponde a los tíos del Beduino, y saldrá corriendo con los integrantes del cuerpo de acciones especiales a su captura. Lo que no le va a decir el programa, es lo que va a ocurrir una vez lleguen a la casa donde se esconde Mohamed.
    Con los nervios a flor de piel por la tensión entre todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado en alerta roja por los atentados de esa mañana en Londres, un grupo de policías rodeó sigilosamente la vivienda. Eva y el inspector Rosado, situados tras la primera línea de GEOS vieron cómo uno de ellos iba mostrando un dedo enguantado, luego otro y tras el tercero un ruido seco que reventó la puerta. Los agentes entraron rápidos como balas pero a ninguno le dio tiempo de llegar ni a la cocina que estaba al lado de la entrada.
    Una tremenda explosión sacudió los cimientos de la casa que saltó volando por los aires despedazada. Los doce agentes que participaban en el dispositivo, cuatro de los que acordonaban la zona, dos francotiradores apostados en el jardín, el inspector Secades y lamentablemente nuestra heroína Eva, fallecieron en el último arrebato de Mohamed. Les estaba esperando, y Eva era la última de la lista. Los seis habían tenido la mala suerte de atacar al Beduino cuando el pobre hombre se encontraba en plena fase de psicotización galopante, y lo pagaron con su vida.
    Al día siguiente, los medios de comunicación nacionales e internacionales se hacían eco del tremendo atentado perpetrado por otro grupo islámico en su campaña de terror internacional.
    Labrujilla, enterada de todo en la unidad de tóxicos del hospital reina sofía, lloraba desconsolada por la suerte de su amiga y también suspiraba aliviada porque no es por nada pero guapamente le podría haber tocado a ella la lotería de la muerte dadas sus a veces acaloradas intervenciones en el CC. Que no pensaba si tenía razón o no, lo que pensaba que menudo peligro rebotarse mucho con alguien que puede ser... ¡el Troll Asesino!


    SÉ FINÍ
    Última edición por DonQuijote; 08/07/2005 a las 12:24 PM

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    25 Nov, 06
    Ubicación
    de donde krece la ganja mas chingona
    Mensajes
    19
    Gracias
    0
    0 gracias recibidas en 0 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: Troll asesino: Versión completa

    wow esta bueno tu kuento!!!me impresiono mas aun tu final no me lo espere,sabes yo tambien eskribo pero es diferente lo mio es la poesia bueno nos leemos luego saludos y buenos tankes(asi les decimos a las fumadas aki en mexico)

  3. #3
    chucho666 Visitante

    Re: Troll asesino: Versión completa

    crees que alguien va a leer semejante tocho?

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    08 Feb, 05
    Ubicación
    AL SUR DEL SUR.
    Mensajes
    1,228
    Gracias
    0
    18 gracias recibidas en 16 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: Troll asesino: Versión completa

    el troll asesino no ha sido leido, sino venerado, en medio mundo. ademas se ha traducido a dos cientos cincuenta idiomas. incluidos el bolf, el mandinga, el sanscrito y un dialecto maya encontrado en una cueva de cuenca. hasta el dalai lama se interesó por él. así que déjate de rollo. animate y leetelo, picha. y por cierto, ya lo dijo el profeta, no pronunciarás el nombre de don quijote en vano. cuidaito cuidaito jajajaja. leételo, que don quijote tiene mucho arte. enga, abrazotes.
    Que Suerte Que Tiene El Cielo, De Poder Llorar Sin Pena, De Poder Amar Sin Miedo. (LAPEPA, Con To el Arte )

    HIROMI. TE COMO TOA...

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    22 Feb, 02
    Ubicación
    viva japón
    Mensajes
    8,632
    Gracias
    133
    266 gracias recibidas en 96 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    1 Tema(s)
    Citado
    5 Mensaje(s)

    Re: Troll asesino: Versión completa

    Bravo!!!
    Muchas gracias por esos momentos que nos haces de pasar Don Quijote He disfrutado muchísimo con la novela del troll asesino Eres un fiera.
    Un besazo
    Con tus flores soñaré...
    Son tus manjares secretos
    los que me hacen recordar,
    de que color son los sueños.

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    18 May, 06
    Mensajes
    72
    Gracias
    0
    Agradecido 2 Veces en 1 Post
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: Troll asesino: Versión completa

    Joer.... tas echu un fenomeno, mas dejao asinn.....

    Muy bueno.
    ¡ ¡ ¡ CON FABES Y SIDRINA NON FAI FALTA GASOLINA ! ! ! ¡ ¡ ¡ PUXA ASTURIES Y PUXA ALONSO ! ! ! ¡ ¡ ¡ PUXA EL VOLCANO ! ! !

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    15 Nov, 06
    Mensajes
    1,234
    Gracias
    0
    15 gracias recibidas en 8 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: Troll asesino: Versión completa

    pedazo de crack

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    02 Dec, 04
    Ubicación
    No consigo acordarme
    Mensajes
    100
    Gracias
    0
    Agradecido 1 Vez en 1 Post
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: Troll asesino: Versión completa

    Muchas gracias por vuestros exagerados e inmerecidos
    comentarios sobre "semejante tocho" (chucho sí que sabe )

    Me animan a retomar el látigo verbal para azotaros de nuevo durante
    vuestros colocones

    Un abrazo!

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    19 Dec, 06
    Ubicación
    de algun lugar de la mancha
    Mensajes
    78
    Gracias
    0
    0 gracias recibidas en 0 Posts
    Mencionado
    0 Mensaje(s)
    Etiquetado
    0 Tema(s)
    Citado
    0 Mensaje(s)

    Re: Troll asesino: Versión completa

    muy bueno, un saludo compañero,

    pero se ve que detras de tremendo arte, un buen porro estubo en medio,
    salud y gracias por un buen rato de divage,
    el final tan inesperado
    La vida en un suspiro....

+ Responder Tema

Usuarios Etiquetados

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes