Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

SENTENCIAS HUELVA

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • SENTENCIAS HUELVA

    2001/8601

    AP Huelva , sec. 2ª , S 21-03-2001, núm. 66/2001, rec. 16/2000. Pte: Prieto Rodríguez, Isabel

    RESUMEN

    El Tribunal absuelve a los acusados por la comisión de un delito contra la salud pública. No consta de forma evidente y palmaria que la cocaína y el hachís que resultaron intervenidas a los acusados estuviesen destinadas a su venta, sin que por parte de los agentes actuantes se procediera a fin de verificar tal extremo, a la identificación de ningún presunto comprador, a lo que habría que añadir que las cantidades de sustancias tóxicas ocupadas (algo más de medio gramo de cocaína y un total de 23'680 gramos de hachís) no son excesivas y no excluyen el autoconsumo, más aún teniendo en cuenta que se trataba de fechas festivas (Semana Santa), proclives a consumir sustancias de esta índole con mayor intensidad. De otro lado, las cantidades de dinero que les fueron ocupadas tampoco son excesivas y las justificaciones que ofrecen los acusados sobre las mismas no resultan inverosímiles.

    NORMATIVA APLICADA

    ? LO 10/1995 23-11-95. Código Penal :
    art. 368

    ANTECEDENTES DE HECHO

    PRIMERO.- Incoadas Diligencias Previas por el Juzgado de Instrucción núm. 1 de Moguer, y continuada la tramitación por el procedimiento abreviado, el Ministerio Fiscal formuló acusación contra Miguel Angel y José Manuel.

    SEGUNDO.- Presentados escritos de defensa por las representaciones de los acusados y remitida la causa a esta Audiencia Provincial para el enjuicimiento de los hechos, se admitieron las pruebas propuestas por las partes que se reputaron pertinentes, y se señaló el acto del juicio oral para el día 15 de marzo de 2001, en cuya fecha tuvo lugar con el resultado que consta en acta, quedando el juicio visto para sentencia.

    TERCERO.- En dicho acto, el Ministerio Fiscal en sus conclusiones definitivos calificó los hechos como constitutivos de un delito contra la salud pública, en su modalidad de tráfico y posesión para el tráfico de sustancias que causan grave daño a la salud, del art. 368 del Código Penal, y estimando criminalmente responsables del mismo en concepto de autores a Miguel Angel y a José Manuel, concurriendo en el primero la circunstancia atenuante analógica del art. 21.6ª, en relación con la núm. 2 del mismo artículo del Código Penal, solicitó para cada uno de ellos las penas de prisión de tres años con la accesoria de suspensión de empleo o cargo público durante el tiempo de la condena, y multa de 30.000 ptas., a razón de 1.000 ptas. cada cuota diaria, con una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas diarias impagadas, y costas proporcionalmente, con abono del tiempo de prisión preventiva sufrida solicitó asimismo el Ministerio Fiscal el c omiso del dinero y sustancias intervenidas, no oponiéndose a la destrucción de esta últimas.

    CUARTO.- En el mismo trámite, las Defensas solicitaron la libre absolución de sus defendidos.

    HECHOS PROBADOS

    Como consecuencia de quejas e informaciones recibidas de padres de jóvenes que frecuentaban la zona de la "Discoteca M.", sita en el Polígono Industrial A., en la localidad de Moguer, relativas a la supuesta venta en dicha zona de sustancias estupefacientes, en la madrugada del día 2 de abril de 1999, se dispuso por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Moguer, de forma cautelar, un servicio de vigilancia tras el cual resultaron detenidos Miguel Angel y José Manuel, ambos mayores de edad y sin antecedentes penales, interviniéndosele al primero de los mencionados dos papelinas de una sustancia que, tras su oportuno análisis por el Servicio de Restricción de Estupefacientes, resultó ser cocaína, con un peso cada una de ellas de 0'4500 y 0'1450 gramos, valoradas respectivamente en 9.000 ptas. y 2.900 ptas., así como la cantidad en metálico de 43.000 ptas.. A José Manuel se le intervinieron 12 barras de una sustancia que tras la pertinente analítica resultó ser hachis, con un peso de 15'9470 grms, valorados en 6.378'80 ptas., otras 10 barras de la misma sustancia, con un peso de 5'4190 gramos, valoradas en 2.167 ptas. y otra dos barras más de hachis, con un peso de 1'8120 gramos, valoradas en 724'80 ptas.

    FUNDAMENTOS DE DERECHO

    PRIMERO.- En aplicación del principio de libre valoración de la prueba a que se refiere el art. 741 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Sala entiende que la prueba practicada en el plenario, apreciada en conciencia, no es suficiente para enervar el principio de presunción de inocencia y fundamentar, con las mínimas exigencias de seguridad y certeza que exige consta Derecho Punitivo, una condena de los acusados por el delito contra la salud pública que se les imputa.

    Así, no consta de forma evidente y palmaria que la cocaína y el hachis que resultaron intervenidas a Miguel Angel y a José Manuel estuviesen destinadas a su venta, sin que por parte de los agentes actuantes se procediera a fin de verificar tal extremo, a la identificación de ningún presunto comprador, a lo que habría que añadir que las cantidades de sustancias tóxicas ocupadas (algo más de medio gramo de cocaína y un total de 23'680 gramos de hachis) no son excesivas y no excluyen el autoconsumo, más aún teniendo en cuenta que se trataba de fechas festivas (Semana Santa), proclives a consumir sustancias de esta índole con mayor intensidad. De otro lado, las cantidades de dinero que les fueron ocupadas tampoco son excesivas y las justificaciones que ofrecen los acusados sobre las mismas no resultan inverosimiles.

    La declaración prestada en el juicio por el Guardia Civil Instructor del atestado, con tarjeta de identidad profesional ...J, se estima por la Sala insuficiente para considerar probado el tráfico, y ello por que por las propias circunstancias y condiciones en las que llevó a cabo la vigilancia (a cierta distancia, existiendo gran afluencia de personas, en hora nocturna, en zona iluminada pero fuera de la población) el citado Guardia Civil manifiesta ver el intercambio de "algo de barra", lo que interpretó el agente como un trozo de hachis, más no se comprobó en ese instante o con posterioridad interceptando al presunto adquirente de la droga, de suerte que ese objeto de forma de barra, esto es, alargada, podría haberse tratado de cualquier otro objeto de similares características ( verbi gracia, un encendedor, un librito de papel de fumar) como manifiestan los acusados en el plenario.

    SEGUNDO.- En definitiva, no bastando las sospechas vehementes ni la mera tenencia de sustancias tóxicas de la que no se puede inferir por las razones expuestas, su destino al tráfico, se estima que la actividad probatoria desplegada en el plenario se muestra insuficiente para atender a la pretensión condenatoria del Ministerio Fiscal, y en consecuencia, procede, en aplicación el principio "in dubio pro reo" y atendiendo al derecho a la presunción de inocencia que consagra el art. 24 de la CE, dictar un pronunciamiento absolutorio para Miguel Angel y José Manuel, declarando de oficio las costas devengadas.

    Vistos los preceptos legales citados, concordante y demás de general, obligada y pertinente aplicación.

    FALLO

    ABSOLVEMOS a Miguel Angel y a José Manuel del delito contra la salud pública por el que venían siendo acusados, declarando de oficio las costas procesales que se hubiesen devengado.

    Déjense sin efecto las medidas cautelares que, en su caso, se hubieren adoptado.

    Dése a la droga intervenida el destino reglamentariamente previsto.

    Notifíquese a las partes la presente resolución, significándoles que contra la misma cabe interponer recurso de casación en el plazo de cinco días.

    Así, por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. Francisco J. Martín Mazuelos.- Isabel Prieto Rguez.- Mercedes Izquierdo Beltrán.

    La minoría de personas que tienen problemas con una droga son puestos como ejemplo de lo mala que es, pero se pasa por alto a la mayoría que, consumiéndola, no los tiene. edhelday
    Hazte socio AICC
Trabajando...
X