Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Contracrónica de un fin de semana en Madrid (España)

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Contracrónica de un fin de semana en Madrid (España)

    Este post iba a ponerlo en principio en el "todo se vale", respondiendo a la crónica de Dio. Pero a medida que iba escribiendo y comprobando lo largo que se estaba haciendo todo, he decidido colgarlo en este tercer kuartutxo. Es largo, pero como aquí solo entran desocupados... pues hay tiempo para leerlo

    VIERNES

    Mi jornada del viernes (afortunamente no laborable) comenzó con un considerable tute de currar en mi casa hasta dejarla decentemente decente. Algo así como fer dissabte un divendres.

    A las 15.29'59 entro al Talgo Barcelona-Madrid tras sudores varios para no perder el tren. Éste sale puntualmente a las 15.30'00. Doy gracias a que aun no me he hecho tan viejo como para no poder alcanzar los 35 por hora en una estación llena de gente y cargado con una mochila.

    15:35 Tras breve visita al lavabo a refrescarme tras la carrera y comprobar que el sistema de ventilación del mismo permite el consumo de sustancias estupefacientes en su interior -vease cannabis sativa- me dirijo, ya tranquilizado, a buscar mi asiento.

    15:40 tras recorrerme medio tren por el pasillo para anoréxicos/as que queda cuando el ganado ya ha subido, doy con mi localidad. Busco infructuosamente un hueco en el portaequipajes para dejar mi mochila.

    15:41 Busco infructuosamente un hueco en el portaequipajes para dejar mi mochila.

    15:42 Tras dos minutos de hacer el ridículo mirando a todos los lados del vagón, decido aplastar el equipaje de algún otro viajero encajando a presión mi equipaje entre el del resto de viajeros.

    15:43 Saco del sitio que tantos sudores me ha costado encontrar la mochila: me he dejado dentro el discman y "Demà a les tres de la matinada", de Pere Calders.

    15:45 Pertrechado con discman, cd y libro, intento recolocar la puta mochila en su sitio. Lo consigo cinco minutos después tras colocarme el discman y el libro en el culo mientras mantengo la espalda en un angulo de 133 grados y sostengo con una mano la mochila evitando un posible accidente que implicara a mi compañero de asiento, que observa por el rabillo del ojo mis hábiles maniobras.

    15:55 Bueno. El cd en el discman. Yo sentadito y el libro listo para ser abierto. Veinticinco minutos después de empezar el viaje estoy listo para comenzarlo. Me da la impresión que algo falla, pero no logro averiguar qué. Desisto de razonar el por qué de mi existencia durante los últimos veinticinco minutos.

    17:00 Tras poco más de una hora absorto en la lectura del genial Calders y la audición de los no menos geniales Garbage, decido que es el momento de la meriendita.

    17:10 Un café y dos donuts. A causa de la adaptación de los precios al euro, me cuesta todo 487 pesetas. Me encuentro con tres monedas de peseta que no me aceptarán en ningún sitio.

    17:15 En justa venganza, arrojo las 3 pesetas por el retrete químico. Ya que estoy en el retrete, inicio el proceso de liado de un porrete de "skun" transgénica (gentileza de Bosterix El Transgénico. Es jodido esto de no tener ni grijander ni tijeritas. Bueno, por lo menos, tira.

    17:30 Decido que ya he liado suficiente humareda en el servicio. Enciendo el secamanos, apunto la tobera hacia arriba e intento despejar un poco el ambiente. El extractor de aire por lo visto ha entrado en el último plan de prejubilaciones de RENFE.

    17:32 Salgo del lavabo y encuentro a una (todo hay decirlo) bella señorita esperando para entrar. Le cedo el paso gentilmente (ni pa sonreirme fue, la jodia) y salgo cagando ostias para mi vagón, porque el pestazo a maruja empieza a invadir el vestíbulo del vagón. Escurro el bulto antes que me identifiquen con él.

    17:33 De nuevo en mi asiento, reemprendo la lectura y la música.

    De 18:00 hasta llegar a Madrid: cruzamiento de miraditas varias con una interesante señorita sentada dos filas más adelante que parece que hasta responde y todo. El tema empieza a animarse hasta que comprendo que a ver qué narices haces para acercarte y qué narices le dices para no quedar como un capullo. Desisto acercarme, desisto sumergirme en la depresión y paso el resto del trayecto bajo los efectos de los estupefacientes -vease cannabis sativa-.

    22:20 Llegada a Madrid con 20 minutos de retraso. Último cruce de miradas mientras pienso aquello de "que bonito podia haber sido". Vacío mi mente de todo pensamiento y empiezo el proceso de preparación psicológica que supone enfrentarse a Madrid.

    Hacia las 23:00 Llego al barrio donde reside autosia, mi amable anfitrión. Él y Maga -una perrita boxer- se encargan de recibirme y de conducirme al que será mi hogar este fin de semana.

    23:15 Conozco a la Señora Autosia, y mientras este baja a ver a unos colegas, arreglamos el mundo hablando de política y sociedad. Quedamos tan satisfechos de nuestra obra que decidimos abrir un mahou madrileña y fumarnos un canutito de polen de Barcelona, por aquello de unir paises y tal. Al poco se incorpora a la charla el propio autosia, y poco más tarde dos coleguillas suyos. Unos porritos, unas cervecitas, unas pizzas, unas risas y a dormir que mañana hemos quedao con los del foro.

    Hacia las 2:00: No puedo acabarme el porro de la cama. Lo dejo a medias en el cenicero y me duermo casi inmediatamente.

    SABADO

    11:36 Miro el reloj y contemplo con espanto, horror, miedo e histerismo que hace más de media que tendríamos que estar en pie para llegar a las 12:30 al Yastá. Tras un breve desayuno, fumar el medio canuto de la noche anterior y liar otro para el camino hasta el metro, creemos que ya estamos convenientemente preparados para afrontar la dura jornada que nos espera.

    13:05 Llegamos "un poco tarde" al lugar de la cita. Comprobamos con espanto, horror, miedo e histerismo que en la puerta del Yastá no hay nadie. Igual que Dio, recuerdo la ley de Irresistible Atracción Hacia Una Barra De Bar. Efectivamente, ahi estan todos. Bueno, todos, no. Faltan los tardones oficiales: la familia Beduina e Itsu. Itsu, con su preclara agilidad mental tan habitual en él, ha traído para aparcar en las estrechas calles del centro de Madrid el coche más grande y largo que ha podido conseguir.

    13:30 Liamos "un par de porros" en la puerta de la pizzeria a la que vamos a ir a comer. El "par de porros" se convierte en "par de docenas de porros". Entramos a comer a las 14:30 pasadas muy pasados. Algunos ya hace rato que nos esperan dentro.

    15:00 Solemne acto de firma de los estatutos de la AICC por parte de los miembros de su junta gestora. Vil y malintencionado robo de mi boli Paper Mate decorado con colores blaugrana por parte de Itsu.

    15:30 Una vez firmados los estatutos, breve coloquio para decidir algunas cuestiones de importancia para el foro y la asociación. Sensacional intervención de Lui con una frase que pasará a la posteridad: "si no está aquí, es que esta allí".

    16:00 Desbandada general. Unos, de vuelta a la tranquilidad del hogar. Los más osados nos aventuramos en taxis hacia casa de Lui, donde prosigue la cata intensiva de deliciosas variedades cultivadas por los foreros. Cata que se hace tan intensa y prolongada que provoca algunos episodios de considerables pálidas. Suerte de la ventana, eh druida?

    17:00 Segunda desbandada, esta vez dirección Yastá. Volvemos a coincidir casi todos los foreros de la mañana, y se nos unen algunos más. Compruebo aliviado que el polen que llevo es tan solicitado como las diferentes variedades de hierbas cultivadas por foreros. Por una vez quedaré medianamente bien a pesar de (para variar) no tener hierba.

    18:00 Tras tomar unos quintos (o botellines, como dicen los indígenas de la zona), entramos al Yastá. Pasamos todos a pesar de faltar una invitación. Buen rollito pa empezar. 500 cucas de entrada. Mitad de precio que la de la ARSEC, oyes

    De 18:00 a 23:00 Remitánse al mensaje que he dejado en http://www.cvec.f2s.com/vbulletin/sh...=&threadid=401

    De 23:00 a 24:00 Infructuosa búsqueda de un sitio para comer un bocata. Tras media hora de cola en un Pans&Company de Gran Vía, se escoña el sistema informático o la caja o todo a la vez y no pueden coger pedidos. A tomarpolculo el bocadillo.

    24:15 Unos frankfurts un poco más allá. La verdad es que se pasan un poco con la cantidad de salsas, pero con el hambre que llevamos me como 2 sin respirar. Al acabar la cena, tengo la cara como un tomate. No llego a saber si es debido a que me la he manchado de ketchup o que tanto rato sin respirar le pone a uno la cara colorada.

    01:00 Tras fumar un canutito en un parque, volvemos en metro al hogar tras decidir que estamos demasiado hechos polvo para ir a ningun lado. El abuelo autosia y el abuelito alex se dirigen, con su dolor de espalda y su dolor de rodillas, a la paz y la tranquilidad del dulce hogar.

    01:30 Como el cuerpo no da pa mucho, tras los petas de rigor nos retiramos al sobre. Descubro que donde dormi anoche y voy a dormir ahora es un sofa-cama exactamente igual a uno que tengo en casa. Feliz con este descubrimiento y tras unas páginas de lectura (que no del Lecturas) me sumo en un profundo y reparador sueño.

    DOMINGO

    09:30 Puntualmente y tal como le había ordenado, el teléfono móvil me avisa que es hora de levantarse. Durante unos minutos medito lo que alguien me dijo en la comida del sábado, mientras usaba la caculadora del teléfono, algo así como "también sirve para llamar". No llego a ninguna conclusión evidente. Me olvido del motivo de estar despierto a las 9 y media de la madrugada de un domingo, y vuelvo a dormirme.

    10:04 Despierto, miro el reloj y contemplo con espanto, horror, miedo e histerismo que como no espabile voy a perder el tren para Barcelona, que sale a las 11 de Chamartín. A toa lexe recojo mis trastos, me excuso mentalmente ante mis anfitriones por no dejar la cama en su original estado sofá y salgo cagando leches para la estación del metro. Autosia sobando, el jodío

    11:00 Llego extenuado al Talgo para Barcelona. Motivo: la fenomenal carrera que me pegué de la linea C-5 (vía 2) a la vía 19, de donde salía mi tren. Lo pillo por los pelos, cagontó. Siempre la misma historia. Pero en fin, ya estoy a bordo.

    11:15 Me instalo en mi asiento. Ante mi, un amable viajero se encarga de hacerme bien visible la portada del Marca, donde se anuncia que el madrí es lider provisional de la liga. Tanto se me nota que soy del Barça, aun sin conocerme?

    11:20 Decido abstraerme de tan desagradable asunto y centrarme en algo más interesante. Recorro con la mirada a todos mis compañeros de vagón con la esperanza que el destino hubiera tenido el capricho de volver a hacerme coincidir con esos ojos negros del viaje de ida, pero no hay suerte. En fin, puestos a pedir...

    11:30 Tras proceso similar al descrito en el viaje de ida, consigo instalarme cómodamente con discman y libro al alcance de la mano. Decido celebrarlo con un bikini (los indígenas de la zona les llaman sandwich de jamón y queso caliente). Eso y un agua, 489 pelas. Cachondeito, eh?

    12:00 Otra pesetilla p'al retrete químico. Y ya que estamos, un porrito no vendría mal para afrontar los rigores del viaje.

    12:15 Huyo del lugar del delito hacia mi asiento. Me instalo en él y me dedico a sumergirme en los relajados y sosegados ritmos de Sepultura con su último disco "Nation", obra maestra donde las haya.

    16:30 Tras varias horas de soporífero viaje y poco antes de llegar a Reus, el tren se detiene sin motivo aparente. Tras 20 minutos en medio del huerto del Ramonet, justo detras de los graneros del tio Joanic, el de Can Pistraus, reemprendemos la marcha.

    17:00 Se anuncia por megafonía que los viajeros destino Reus y Tarragona se joden y se bajan o en Valls o en Sant Vicenç del Calders y que se pillen el cercanías si quieren ir a Imperial Tarraco, que el tren por allí ni va a pasar. Exclamaciones en varios idiomas anunciando la intención de depositar sus deposiciones fecales sobre la RENFE. Algunos otros mentan incluso lo divino. Tras ofrecer mis servicios de traducción simultánea catalán-castellano a petición unos viajeros de Guadalajara, la megafonía repite el mismo mensaje en castellano. Me pregunto por qué cuando el tren está en Catalunya la megafonía es bilingüe y cuando está fuera sólo es en castellano. Compruebo que la práctica totalidad de los viajeros son las mismas personas que salieron de Madrid esta mañana conmigo.

    17:05 Sin querer entrar a valorar la política RENFE de uso de las diferentes lenguas existentes en el estado español en sus trenes, igualmente me abstengo de intervenir en las conversaciones que se generan sobre el suceso y subo el volumen del discman. Menudo chorro de voz tiene la Shirley Manson (Garbage), casi me deja sordo. Ah, no! Que es que había subido el volumen!

    18:05 Gracias a habernos saltado dos estaciones a la torera y haber tirado por el camino de enmedio, sólo llegamos 5 minutos tarde a Barcelona, casi según el horario previsto. Me digo a mi mismo que no hay mal que por bien no venga, pero al recordar a los viajeros que querían bajar en Tarragona decido detenerme a flagelar mis miembros para extirpar de mi cabeza tan insolidario pensamiento hacia mis sufridos compañeros (que digo, compañeros! CAMARADAS! ).

    18:05'01 Tras una breve flagelación, prosigo el camino. Pienso que alguno de mis colegas podría haber tenido el detalle de venir a buscarme, pero entiendo que el sofá y la cama son duros rivales como para competir con ellos. Entiendo que yo habría hecho exactamente lo mismo de no haberseme requerido explícitamente, cosa que por otra parte, tampoco hice. Me resigno y me conciencio que me espera media hora más de tren entre entre metro y carrilet.

    ThE EnD

    au, salut
    Àlex

  • #2
    ya veo alex que eres de esos que extraen un placer inconfesable al llegar justo a los trenes. Por sierto, no es posible que al druida le diera una palida, ¡ Pero si llevaba comida en el estómago como para parar un pedo de una botella de Dyc!!

    Salut alex
    No se trata de tiempo, sino de levantar piedras

    http://m.youtube.com/watch?v=pWdd6_Z...%3DpWdd6_ZxX8c

    Comentario


    • #3
      Hola!!

      Pues sí, pues sí, le dió, pero no le hicimos demasiado caso. Se sentó junto a una ventana para que le diera el aire... pero nosotros seguiamos liando y fumando a su vera

      Oye Alex, veo que recuerdas perfectamente el precio de todas tus consumiciones, y que siempre te parece caro... AH, coño, se me olvidaba, si es que eres de las provincias catalanas JUAS JUAS JUAS JUAS.

      Y que conste que yo no me llevé tu Paper Mate con esos colores nauseabundos, lo dejé abandonnado en la mesa del restaurante JUAS JUAS JUAS JUAS


      Toooooooma Alex:

      Comentario


      • #4
        Enviado por Itsu
        Oye Alex, veo que recuerdas perfectamente el precio de todas tus consumiciones, y que siempre te parece caro...
        Vaaaaaya ya estamos recurriendo al tópico fácil. Yo he ningún momento he comentado que me pareciera caro o barato! A mi lo que me jode es que me den pesetillas de esas tamaño lenteja que no valen pa na!

        O sea que deduzco que mi boli acabará sirviendo para anotar pedidos de pizza, pastas y ensaladas. Genial. Menudo final, pobrecito mío

        Por sierto Dio, confirmo la pálida del druida. Y confieso que yo tuve un amago, pero tras unos minutos en la ventana salvadora todo quedó en nada y ni siquiera los presentes lo notaron
        au, salut
        Àlex

        Comentario


        • #5
          Vaya aventurita... je, je.

          Buenas risas me acabo de echar recordando esos momentos que el Alex ha detallado con devoción... si, la verdad es que la cosa no ha estado nada mal, ein?? Repetimos cuando quieras, mi sofá-cama es tu sofá-cama...
          Bueno, bueno, pues he de confesar en efecto que el abuelito Autosia tenía un dolor de rodillas interesante... y es que fueron muchas horas de pie, la verdad... recuerdo como bajabamos los dos por la Gran Via hacia Pza. Espania como dos espectros, doloridos y maltrechos...

          Por cierto, a mi me amenazó la pálida toda la tarde, en casa de Lui estuve a puntito, y luego en la fiesta, gracias a que me pude sentar en el suelo, que si no... pero es que a ver quien aguanta ese ritmo infernal... recuerdo que en un momento dado, en casa de Lui, estabamos 5-6 personas en el salón (no recuerdo cuales... por qué será), 4 de las cuales estaban afanados en pro de obtener un nuevo cilindro, lia que te lia... mientras, en las bocas de cada uno de nosotros, humeaba un sabroso souvenir... y yo me pregunté, ¿existe la piedad en el ser humano?

          Salud (y tal)
          Incomunicado

          Comentario

          Trabajando...
          X